Ese es el escenario que se presenta el fin de semana en la Avenida Bolívar, de Managua, espacio de la capital que el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo han convertido en un lugar de esparcimiento sano y seguro para las familias de todo el país.

En el Parque de la Niñez Feliz, las familias van y vienen observando con una amplia sonrisa los juegos mecánicos que fueron colocados de manera gratuita por el Gobierno, para la diversión especialmente de los jóvenes; largas filas de personas, entre adultos, jóvenes y niños desean montarse en los distintos juegos mecánicos como el Pegaso, la Montaña Rusa, el Cyber-Loop, además del Teleférico y el Gusano.

Por otra parte también muchas personas hacen fila para montarse en el Canopy, pasar por los carros chocones para niños o adultos, así como para introducirse a la Casa del Terror.



Aprovechando los juegos mecánicos

Rina González, quien acompañaba a una niña, manifestó que han sido muy buenos estos meses en que han estado los juegos mecánicos en Nicaragua gracias al gobierno del presidente Daniel Ortega, dado que la familia nicaragüense ha podido tener esparcimiento en los fines de semana tras la jornada de trabajo.

Por su lado María Ester Arce, quien llegó al Parque de la Niñez Feliz con dos niñas, una de 3 y otra de 13 años, se manifestó satisfecha de lo realizado por el Gobierno Sandinista.

Arce explica que ella ha traído a sus niñas al parque para que puedan divertirse, lo que considera es un beneficio realizado por el Gobierno del Presidente Daniel, además del resto de obras que está haciendo por todo el país.

Entre tanto Jennifer Pérez, quien se hizo acompañar de su hija Darjelin Pérez, manifestó que “la labor realizada por medio del Parque de la Niñez Feliz es algo bello, los juegos han traído diversión que ningún gobierno anterior ha puesto a la disposición del pueblo nicaragüense”.



Aprovechando las vacaciones en parque Luis Alfonso Velásquez

A pocas cuadras hacia el sur del Parque de la Niñez Feliz, en el Parque Luis Alfonso Velásquez, miles de adultos, jóvenes y niños se divierten, cada quien a su manera.

De hecho, con el rostro radiante, parejas tomadas de la mano de sus hijos se encaminan de sur a norte y de este a oeste hacia las instalaciones deportivas del parque o hacia los juegos para niños que se encuentran en la zona noroeste del hermoso complejo.

Otros, desde la comodidad de bancas o sillas, observan el corre-corre de sus hijos más pequeños, que cerca de ellos solicitaban continuamente ser llevados de uno a otro juego de los que dotó al parque el gobierno del presidente Daniel Ortega.

En las tres canchas de baloncesto grupos de jóvenes corren veloces hacia la meta del equipo contrario para encestar el balón, en tanto que los defensores tratan de cualquier forma impedir que les hagan puntos en contra.

Más hacia el este, jóvenes juegan futbol sala sobre una elegante grama artificial, mientras desde las graderías, familiares les observan, alentándolos a meter goles al equipo contrario.

En el extremo este del parque, muchas personas acuden al enorme nacimiento, denominado Belén, que se encuentra instalado en el sitio y al cual han acudido desde el inicio de la Navidad miles de personas.