Muchos de los rostros de las decenas de artistas que se encontraban en el lobby del teatro, estaban alicaídos por la muerte de ese hombre que fue miembro de Los de Palacagüina y que paseó su arte y su voz por el mundo representado a Nicaragua y a la música popular, comprometida con el pueblo.

Ramón Rodríguez, director del Teatro Nacional Rubén Darío y quien recibió el féretro de Linarte, consideró que el fallecimiento del artista es una pérdida irreparable para el país y para la canción revolucionaria y popular, y agradeció a todos los que dieron muestras de su pesar por la muerte de Linarte.

Entre tanto Ofilio Picón, quien también fue miembro de Los de Palacagüina, consideró la muerte de su compañero de grupo, como un golpe para la música nacional, porque “Linarte era alguien que puso todos sus dotes al servicio del pueblo nicaragüense y fue alguien quien nunca se engrandeció”.

Picón consideró que ahora se está cosechando todo lo que Silvio Linarte sembró como músico, como cantante, como nicaragüense comprometido con las luchas revolucionarias, con el pueblo.

Cuando calla el cantor, calla la vida

Entre tanto Luis Enrique Mejía Godoy manifestó que “hay una frase del cantautor Horacio Guaraní que señala que 'cuando calla el cantor, calla la vida” y en ese sentido manifestó que la ausencia de la voz de Silvio Linarte hará mucha falta en la canción nicaragüense, en la canción popular y social.

“Su voz identificaba a Los de Palacagüina y no hay otra manera de decirlo: es una gran pérdida para Nicaragua”, expresó el cantautor.

Por otra parte Carlos Mejía Godoy destacó sus recuerdos de cuando en 1972, Silvio Linarte junto con Humberto Quintanilla, Milcíades Poveda Herrera, Enrique Duarte y Pablo Martínez Téllez fundaron el "Taller de Sonido Popular" y la "Brigada de Salvación del Canto Nacional".

Se apagó una voz revolucionaria

Recordó que el Taller de Sonido Popular y la Brigada de Salvación del Canto Nacional fueron realmente una propuesta del grupo que terminaron creando a Los de Palacagüina, al tiempo que señaló que hace algunas semanas, pese a estar aquejado de su enfermedad, Silvio Linarte volvió a cantar con otra grabación de Los Cantos de Cifar, la cual saldrá próximamente.

Por su lado Evelyn Martínez, actriz nacional de gran trayectoria destacó a Silvio Linarte como una de las mejores voces de Nicaragua y afirmó que junto con Los de Palacagüina grabó una gran cantidad de canciones revolucionarias y era a su vez la voz del grupo, al tiempo que como ser humano lo calificó como excelente.

Entre tanto Osman Balmaceda, presidente de la Asociación de Artistas de Nicaragua, Rafael Gastón Pérez, recordó que Linarte le dijo que le hacía mucha falta cantarle a ese pueblo que se congrega los 19 de Julio en la Plaza de la Revolución, pero ya la enfermedad que tenía no le dejaba.

Entre tanto el comunicado de la Asociación de Artistas de Nicaragua señala que sin lugar a dudas, Nicaragua perdió a uno de sus mejores hijos, que a través de la música honró e hizo vibrar el alma de los nicaragüenses con su poderosa voz, la cual en momentos difíciles se alzó para denunciar a través de la música las injusticias contra el pueblo nicaragüense.