La graduación fue dedicada en honor al Poeta Rubén Darío, en el marco de la celebración de su 146 aniversario natal.

Durante su discurso, el Comisionado General Javier Dávila, Director de la Academia Walter Mendoza, felicitó a los y las policías que se graduaron ya que con su formación imprimirán mayor calidad en el trabajo que esa institución realiza en pro de la comunidad.

Dávila también resaltó la importancia histórica de Darío, cuya gesta cultural se mantiene viva en el mundo. De la misma manera destacó el legado cultural del poeta guerrillero Leonel Rugama, que enseñó a los nicaragüenses a no rendirse, a ser dignos y enfrentar a cualquier enemigo.

“En este contexto esta graduación tiene el honor de  hacer merito a esa enseñanza de Leonel Rugama y creemos que los hombres y mujeres que se gradúan no se rendirán, seguirán adelante cosechando más victorias”, aseguró Dávila.

El Comisionado General Dávila exhortó a los graduandos a asumir las nuevas tareas que demanda la institución, pensando en el futuro, avanzando y siendo cada vez mejores policías para el servicio a la comunidad.

Entre los retos señaló que los nuevos licenciados en ciencias policiales tienen que mejorar la capacidad de trabajo en equipo, de manera que se sienta que trabajan como una policía única con la sociedad y la comunidad.

También es instó a promover y fortalecer el modelo de policía comunitaria proactiva, que en consonancia con el modelo que implementa el gobierno debe atender a la persona, a la familia y a la comunidad, haciendo énfasis en el trabajo en pro de la juventud, previniendo la violencia juvenil.

Dávila animó a los nuevos licenciados a ser excelentes en su trabajo, manteniendo la autoestima, la limpieza y la estética.

“Vamos a hacer una influencia en las cosas que además de ser efectivas, sean bonitas, sean limpias, sean agradables a toda la población y de esa manera estaremos contribuyendo con la calidad de vida de la comunidad, familiar y personal”, subrayó.

Además dijo que los graduandos tienen la capacidad académica, técnica y profesional para desempeñarse como jefes en las unidades operativas. Resaltó que la Academia de Policía lleva 16 años contribuyendo al fortalecimiento de la Policía Nacional.

Por su parte los familiares de los graduandos dijeron sentirse orgullosos por un nuevo logro obtenido por sus parientes, lo cual es un incentivo para continuar apoyándoles en su desarrollo profesional y personal.

La Teniente Annekent Muller, una de las jóvenes policías graduandas, expresó que “para todos los compañeros que nos estamos graduando debe ser un orgullo el seguir fortaleciendo  nuestros conocimientos y capacidades para así  brindar un mejor servicio a la comunidad”.

“Una policía profesional es un servicio profesional para lo que demanda la ciudadanía a diario en los diferentes ámbitos. Nosotros siempre invitamos y enviamos el mensaje a otros compañeros que se sigan profesionalizando para servir de manera profesional a la comunidad cada día”, agregó.