La primera delegación en llegar al parque Darío fue el Movimiento Cultural Leonel Rugama y luego el Movimiento Ambientalista Guardabarranco, seguido por el Ministerio de Educación, el Movimiento de Jóvenes Técnicos y Profesionales de la Juventud Sandinista, así como la Promotoría Solidaria y el Instituto Nicaragüense de la Cultura.

Alrededor del monumento a Rubén Darío fueron quedando gran cantidad de ofrendas florales depositadas por delegados de distintas entidades y organizaciones alrededor del monumento al máximo poeta nicaragüense, mientras en el fondo se escuchaba parte de la obra poética del gran bardo, entre ella “Los Motivos del Lobo”, la “Oda a Roosevelt”, “A Momotombo” y “Cantos de Vida y Esperanza”.

Los actos sin embargo no se circunscribieron solo a Managua, sino que fueron realizados en distintas ciudades del país, destacando la fecha del 146 aniversario del natalicio de Darío.

El director del Instituto Nicaragüense de Cultura, Luis Morales, expresó que además del acto en Managua en honor a Rubén Darío, también se llevaron a cabo en León, Ciudad Darío y Matagalpa, cuya obra, añadió, le dio tanta fama, honor y gloria dio a Nicaragua. También se estaban verificando homenajes en homenaje a Darío en Granada, Corinto, Chinandega.

Puso el nombre de Nicaragua en el mapa mundial

El compañero Morales participó con la alcaldesa Daysi Torres en el homenaje que la institución cultural organizó para celebrar el 146 aniversario del nacimiento del poeta, que agregó, con su obra y su nombre puso en el mapa del mundo a Nicaragua.

Expresó el director del Instituto de Cultura que Darío, junto con el General Augusto C. Sandino, forman parte de los pilares fundamentales de la nacionalidad nicaragüense, al tiempo que agregó que el gran poeta fue ante todo un revolucionario, porque revolucionó el castellano, cuando en el siglo XIX ya era una lengua muerta.

“Si nosotros analizamos con cierto detalle la obra del poeta, de su poesía, su narrativa, su cuento, su crónica periodística, sus epístolas, sus crítica de arte, Rubén Darío, tanto a los intelectuales como a nosotros los lectores comunes y corrientes, nos manda al diccionario a buscar el significado de ciertas palabras”, manifestó Morales.

Un gran respeto a la mujer

Por su parte la alcaldesa Daysi Torres, quien llegó con una delegación de la comuna de Managua, destacó la monumental obra del máximo poeta nicaragüense, señalando que fue periodista y que tuvo gran admiración y respeto a las mujeres, como lo deja ver en sus poemas Rubí, Ninfa, en el amor expresado a Francisca Sánchez.

Agregó que “con el gobierno de unidad y reconciliación nacional se ha rescatado mucho de las distintas facetas de Darío, que se debe conocer más, estudiándolo a fondo porque trascendió al mundo ese gran poeta que le ha dado tanto orgullo a Nicaragua en el mundo de la poesía”.

La ministra de educación, Miriam Raudez dijo que como servidora pública y nicaragüense, llegó hasta el monumento a Rubén Darío, junto con parte del personal que dirige, para rendir homenaje al gran poeta que transcendió al país.

Por su lado Griselda Rivas, coordinadora del Movimiento Cultural Leonel Rugama expresó que a 146 años del natalicio de nuestro “Príncipe de las letras castellanas”,  “Padre del Modernismo” es para nosotros un legado muy importante ese sentido de nacionalismo, patriotismo y amor que tenía Darío por Nicaragua.

A la vez la compañera Rivas dijo que Darío enseñó a través de su arte, su poesía, su literatura, el compromiso fiel que tenía por su patria amada Nicaragua, por eso dijo que la juventud sandinista, la juventud sandinista trabajan juntos convirtiéndose en facilitadores que los proyectos que impulsa el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Entre tanto Sergio Ortiz del Movimiento Ambientalista Guardabarranco manifestó que los jóvenes se sienten orgullosos del legado del gran bardo nicaragüense Rubén Darío y destacó que por eso llegaron al parque Darío a conmemorar el 146 aniversario del natalicio  del poeta que fue un gran ejemplo de preparación autodidacta.