La orden le fue entregada al diplomático peruano por el Canciller Samuel Santos, mediante el acuerdo presidencial número 36-2012, y en reconocimiento a sus esfuerzos por estrechar los lazos de amistad y colaboración entre Nicaragua y el Perú.

El gobierno nicaragüense reconoce entre otras cosas, que durante el ejercicio de sus funciones, Bérninzon, “se caracterizó por mantener relaciones políticas respetuosas” con Nicaragua, contribuyendo de esta manera al “acercamiento de ambos gobiernos”.

El embajador peruano dijo sentirse muy contento y agradeció al Presidente Daniel Ortega y a la Coordinadora del Consejo de Comunicación, compañera Rosario Murillo, el que se le haya entregado esta condecoración.

“Ellos dos encarnan un espíritu revolucionario fraguado en la lucha contra la tiranía y a favor de los pobres”, indicó.

Aseguró también llevarse lindos recuerdos de la hospitalidad de los nicaragüenses y de las bellezas naturales de Nicaragua.

“Nicaragua tiene potencialidades económicas, turísticas e industriales”, afirmó.