El trigo ruso comenzó a llegar a finales de noviembre de 2011, con las primeras 25 mil toneladas del grano, embarque que fue procesado por harineras nacionales, las que llegaron a acuerdos con el gobierno del Presidente Daniel Ortega para asegurar que bajara el costo de producir pan.

Carvajal, quien participó en el proyecto piloto de producción de pan con la harina sacada del trigo ruso junto con la panadería Eliet y la Universidad de Ingeniería (UNI), expresó a los periodistas que a nivel unitario el bollo de pan no ha bajado, pero sí por bolsa de 24 unidades, al venderse a 20 córdobas, cuando antes se entregaba a 21 córdobas.

El propietario de Las Delicias dijo que la bolsa de 24 onzas de pan bajó un córdoba para los pulperos, a quienes los industriales de la panadería les siguen vendiendo el bollo de pan a ochenta centavos.

De acuerdo con el panificador, una ganancia del consumidor es que el bollito de pan ahora es un poco más grande, se le ha devuelto tamaño, en tanto que se está garantizando que el precio del bollo estará estable durante todo el año, debido a que el costo de la harina bajó 165 córdobas, pero el precio de otros insumos han subido.

Pequeñas panaderías también se estabilizaron


Recordó Carvajal que en los años anteriores, al subir de precio los insumos con que se confecciona el pan, lo que se hacía es bajarle el tamaño al bollo de pan y a veces bajarle la calidad, pero ahora eso no se está haciendo. Todo lo contrario, ha vuelto a ganar volumen la unidad del pan simple.

El pequeño industrial de la panadería dijo que es positivo para los productores de pan que haya llegado a Nicaragua el trigo ruso, porque aseguró que las panaderías estaban al borde de la quiebra, porque no soportaban los costos, pero ahora la reducción en el valor del quintal de la harina les está permitiendo la sobrevivencia.

De hecho dijo que el precio de la harina rusa viene a estabilizar el mercado para todo el año, garantizando que no subirá el valor del alimento, que mantendrá la misma presentación con mayor volumen y mejor calidad.

Destacó el propietario de la panadería Las Delicias, que ellos producen un promedio de 12 quintales diarios de pan, los cuales van dirigidos a ser distribuidos en pulperías para su venta al detalle hacia los consumidores directos.