Según el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez, Unión Fenosa, y posteriormente Gas Natural, contaron con la disposición del gobierno de Nicaragua para trabajar juntos en mejorar el sistema de distribución de la electricidad.

“Yo creo que se hubiese dado un mejor servicio. Personalmente yo creo que existían condiciones y más que todo, la voluntad política del gobierno de acompañar a estos accionistas para que garantizaran un mejor servicio para el pueblo de Nicaragua”, expresó el diputado tras ser consultado sobre la venta de todas las acciones que tenía Gas Natural.

Cabe recordar que el principal esfuerzo para llevar el servicio eléctrico a todos los nicaragüenses vino precisamente del gobierno nacional y no de las inversiones que Fenosa y luego Gas Natural estaban obligadas a hacer.

“¿Quién va a confiar en ellos en otros países después del desastre que hicieron en Nicaragua?”, se preguntó el destacado periodista nicaragüense, William Grigsby, director de Radio La Primerísima, quien manifestó que la empresa española ha comprometido su propio futuro como transnacional después de su salida del país.

Gobierno garantizará inversiones


Del cien por ciento de las acciones de la empresa de distribución eléctrica, el 16% están en manos del gobierno de Nicaragua, el cual deberá garantizar que la empresa adquiriente de las acciones que estaban en manos de Gas Natural, haga las inversiones necesarias para mejorar el servicio.

“Nosotros somos del criterio de que cualquier cambio de agentes en el sector eléctrico, se traduzca en garantizar un mejor servicio de energía eléctrica para la población”, dijo el diputado Gutiérrez.

Señaló que el gran reto es incidir en las pérdidas técnicas y que ello solo se hará mediante las inversiones correspondientes.

El diputado sandinista indicó que el ingreso de estos nuevos accionistas no incidirá en ningún aspecto en lo que es el subsidio energético a los sectores económicamente más vulnerables de Nicaragua.