Centenares de devotos de todas las regiones de nuestro país, llegan hasta el templo del  patrono de los Teliqueños, el Señor de Esquipulas, a pagar promesas. Otros llegan a conocer la imagen y la cultura de este municipio de Occidente. Desde el 15 de enero empiezan los diferentes ritos en honor a este santo que trajeron los Españoles a nuestra cultura.

Todos los 15 de enero, se realiza la gritería en el municipio siendo similar a la de la virgen de concepción. La única diferencia es el grito,  ¿Quién causa tanto fervor?, a lo que otros responden  ¡Esquipulas nuestro señor!.

Así comenta el habitante Marcos Rueda agregando, que esta tradición del grito ya tiene 12 años desde su primera celebración.

Pero la celebración no solo se limita al municipio de Telica, si no que se extiende en los diferentes territorios de Occidente tal es el caso de la tradicional procesión del Cristo Negro  en el barrio del Calvario del municipio de León, liderada por la familia Duarte Pineda quienes son dueños de una imagen de más de 100 años de antigüedad.

A la casa de habitación de doña María Esmeralda Arguello llega la procesión desde el 6 de enero que viene desde la iglesia de Guadalupe.  “Aquí permanece 10 días, nueve de estos ocupan para realizar la novena, y el último para el rosario y despedida de la imagen, en donde la población en general llega a cantar, regalan serenatas, quemamos pólvoras y veneramos al santo que lleva más de 100 años de tradición en el barrio”, agregó Arguello.

En el municipio de Telica, las fiestas culminan el 3 de febrero hasta que un nuevo inicio de año lleve reviva esta tradicional celebración en esta parte del territorio Nicaragüense.