Aunque la cantidad de estudiantes -unos 200- que reprobó alguna materia es baja, alrededor del 6.3 por ciento de los tres mil 50 alumnos de este centro, las autoridades educativas están impulsando estos cursos de reforzamiento escolar para tratar de evitar que algún alumno se quede reprobado.

De acuerdo con la directora del Benjamín Zeledón, Jacqueline Arauz, la realización del curso de reforzamiento escolar comenzó el ocho de enero pasado, pero aún continúan llegando estudiantes con sus padres a matricularse para que no pierdan su año.

Según dijo la compañera Arauz, las materias en que principalmente se han presentado los estudiantes a los cursos de reforzamiento escolar son matemáticas e inglés y posteriormente español, seguido de ciencias naturales.

Explicó la directora del Benjamín Zeledón que la cantidad de alumnos reprobados en el 2012 fue bastante mínima en relación a los años anteriores, señalando que parte de eso se debió a que el reforzamiento escolar se trabajó todo el año, e incluso a finales de noviembre y hasta el 12 de diciembre.

Añadió la directora del Benjamín Zeledón que con el trabajo del reforzamiento escolar se logró rescatar a una gran parte de estudiantes que estarían en el actual curso que se está impartiendo en el colegio en estos momentos.

Matemáticas les resulta difícil

Destacó la docente que los alumnos que no se pudieron rescatar son los que están siendo atendidos tanto en matemáticas, como inglés, español y ciencias naturales, materia última en que casi no hubo reprobados.

La profesora Arauz explicó que los estudiantes que fueron reprobados están siendo atendidos de lunes a viernes por la mañana y por la tarde en todos los niveles y aseguró nada tienen que pagar sus padres porque el reforzamiento se está haciendo en cumplimiento de las políticas del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Entre tanto la estudiante de tercer año de secundaria, Kellin Rizo explicó que está sacando matemáticas que le costó mucho en el curso regular, pero afirma que ahora está logrando entenderle y en ese sentido agradeció a las autoridades por impulsar el curso de reforzamiento que le está sirviendo de mucho.

Lesbia González es otra estudiante que dejó matemáticas y considera que la oportunidad que se les dio con el curso de reforzamiento escolar es importante porque así podrán pasar al año superior, destacando que el profesor que voluntariamente les está atendiendo explica en forma súper, muy fácil.

Jean Avilés Solís también dejó las matemáticas, materia que considera difícil pero que con un poco más de esfuerzo y el apoyo de sus profesores, podrá pasarla y matricularse al año siguiente.