En gran medida, los visitantes optan por pasar un rato ameno, utilizando las áreas para hacer deporte o para relajarse que el parque ofrece. Un aspecto muy importante es la limpieza que caracteriza el espacio público.

“Vengo todos los días a dar mi jugadita, como desde pequeño me gusta el deporte, este parque nos permite eso, así los jóvenes no se meten en las drogas, además me gusta el buen mantenimiento que le dan al parque, se mantiene bien limpio”, manifestó al ser entrevistado el joven Benjamín Manzanares.

Jazmín Espinoza, que visitaba desde Linda Vista por segunda vez el parque en compañía de su hermana y sobrina, destacó que el parque está muy bien ordenado y organizado. “Me gusta que hayan basureros en todas partes porque así se mantiene limpio, solo que algunos no quieren hacer caso pero hay que ser aseados, hay que decirles que no tiren basura”, sostuvo.

Por su parte Franklin León, disfruta del ambiente sano y saludable que se vive, lo que le permite relajarse y dejar que sus niños se diviertan. El ciudadano, consideró también importante que el parque es bastante limpio debido a la cantidad de recipientes para basura y que el personal es muy activo, no dejando aparte, la responsabilidad que tienen los visitantes de preservarlo.

“La gente debe poner de su parte, porque a pesar de que se mantengan barriendo, si uno ensucia no es posible que siempre esté limpio, pero sí creo que ya hay más conciencia de eso”, exteriorizó.

El parque Luis Alfonso Velázquez Flores, situando en la en corazón del sector conocido como la vieja Managua, se caracteriza por ser un lugar en el que los jóvenes practican deporte y las familias disfrutan sanamente.

Para Heriberto Mayorga, habitante de la capital, sería una lástima que ese lugar que consideró “un espacio de esparcimiento, donde uno viene a relajarse seguro”, sea afeado por la costumbre de personas que indiscriminadamente, sueltan los desperdicios de alimentos o cualquier otro tipo de basura.

“Creo que para eso se dejaron a los comerciantes en la parte de afuera, y para eso están los recipientes para basura, esa es una costumbre tienen que olvidarla, lo que tenemos es que educar a la gente, pero algunos entienden  y otros no, esa es una tarea de todos los días y de siempre”, subrayó el residente capitalino que visita con frecuencia las instalaciones públicas.