“Nosotros fuimos  y hemos sido víctimas de la exclusión de las políticas del neoliberalismo” dijo García y apuntó que “en la práctica el  2011 cierra un ciclo de recuperación de derechos que fueron desde el  2007 hasta el 2011 paulatinamente otorgándose a pequeños productores”.

Según el representante de la ATC, entre los principales logros de la gestión del gobierno del comandante Daniel Ortega en el periodo 2007 -2011, destaca la apertura de  ENABAS la cual fue una oportunidad para poder vender a precios relativamente estables la cosecha campesina.

Por otro lado la creación del Banco Produzcamos, “también  fue la oportunidad en el sentido de comenzar a organizar planes de producción  con créditos al alcance, sin el riesgo, sin el terror de perder  la propiedad por la vía de las micro financieras que tanto daño le hicieron a la pequeña producción y los bancos normales que en todos los años anteriores su trabajo fue acabar con los títulos de reforma agraria”.

García estimó que en estos 5 años se creó un nuevo impulso para la pequeña producción, pero también se habilitaron grandes áreas de producción arrocera, maní, tabaco, banano y cafetalera.

Perspectivas en políticas públicas y salariales, seguridad social, ley de tercerización e impuestos

En relación a las perspectivas que este sector de la economía tiene para el nuevo periodo de gobierno, destaca la importancia de la complementariedad entre la política salarial con las políticas públicas.

Para lograrlo García aseguró que “se necesita organización del trabajo y de los salarios; esa es la perspectiva de un dialogo franco, directo, serio entre la empresa privada, los trabajadores y las políticas públicas, para que las políticas públicas sean complementarias” indicó García.

De igual forma, el aspecto de la seguridad social cuyo alcance es reducido para los trabajadores del campo, es considerado un tema de discusión importante para continuar con la restitución de derechos a este sector.

“Este año tenemos que tratar otros temas como la Ley de seguridad social, en donde la  seguridad social es necesario que llegue al trabajador del campo, porque al trabajador del campo  solo le llega una cosa limitada que es vejez, invalidez y muerte. Se necesita que haya pre y post natal,  otros servicios del pensionado, cosas básicas de los trabajadores” manifestó García.

Durante el 2011, los trabajadores del campo unificaron esfuerzos con otras organizaciones sindicales para presentar ante la Asamblea Nacional la propuesta de Ley de Tercerización.

Según García la aprobación de esta ley es de necesaria  para regular la tercerización del trabajo y reglamentar mejor la contratación de trabajadores en cualquier modalidad.

Un último tema indispensable para el sector, el cual tiene que ser retomado por el actual gobierno, es el de los impuestos para lograr que estos no afecten los salarios de los trabajadores que ganan menos.

“Este año también se tiene que tratar el tema de los impuestos para que el salario descanse de una carga de impuesto” expresó García y agregó que para mejorar los salarios es necesario que estos se descarguen de impuestos, y  que paguen los productores, los empresarios y los banqueros.

No obstante indicó que “todo eso tenemos que platicarlo porque todo eso es público, no es secreto, tiene que ser platicado entre los trabajadores, en la mesa del Consejo Nacional del Trabajo y con las autoridades de gobierno”.

Trabajadores del campo auguran un 2012 victorioso


Según García  los trabajadores del campo consideran que “viene un quinquenio en el que la estabilidad, la paz, el orden en la discusión, las propuestas, nos pueden dar muchas oportunidades” sin embargo explicó que debemos estar preparados para enfrentar en las mejores condiciones que podamos los efectos de las crisis financieras internacionales que nos podrían afectar.

“Creo que esas condiciones están en marcha, y  pienso y auguro que un 2012 tiene que ser un 2012 también victorioso” finalizó.

La Asociación de Trabajadores del Campo (ATC) es una organización que integra trabajadores asalariados, pequeños parceleros y familias campesinas.