Café producido en Jinotega se comercializa en la ciudad alemana de Solingen bajo la marca "JinoSol". El nombre se compone de las iniciales de ambas ciudades, como símbolo de los lazos de solidaridad que las unen. Jinotega y Solingen oficializaron su amistad con la firma del Hermanamiento en el año 2016.

Esta iniciativa de comercio viene a potenciar las relaciones de intercambio a otro nivel, tal a como lo plantea el Plan para el Desarrollo Estratégico Municipal de las Alcaldías Cristianas, Socialistas y Solidarias.

Andrea Spitzer, miembro de la Asociación de Amistad Solingen-Jinotega, explicó durante un encuentro con la representante diplomática del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo en Alemania, Embajadora Karla Beteta los objetivos que persiguen con este proyecto de comercio justo y directo de café, cultivado en las montañas jinoteganas: "Queremos contribuir a la generación de mejores oportunidades y condiciones de vida para las familias productoras en Jinotega".

cafe

Además de ofrecer un precio del café por encima del valor habitual, JinoSol impulsa prácticas agrícolas sanas libres de agroquímicos, para ir acercándose cada vez más a la certificación orgánica. "Establecemos nuevas formas de alianzas y cooperaciones con los productores para que el café sea cultivado de manera sostenible" señaló Spitzer al tiempo que subrayaba la excelente calidad del grano de oro jinotegano "es un café especial con una acidez fina y un cuerpo completo".

cafe

La responsabilidad con las personas desde el otro extremo de la cadena de valor y responsabilidad para producir de forma ecológica son requisitos necesarios para proteger el clima y nuestro planeta. "Con esta combinación el café JINOSOL sabe muy bien, porque conozco el aroma de mi taza y también sé que nuestros amigos productores en Jinotega adquieren precios justos" concluyó Andrea Spitzer.

 

cafe