Médicos Obstetras y enfermeras de los hospitales Bertha Calderón y Alemán Nicaragüense se pronunciaron en contra de la iniciativa de reforma a la Ley del Nacimiento Humanizado, misma que es impulsada por la bancada del Partido Liberal Independiente ante la Asamblea Nacional, en la cual se pretende penalizar a los expertos de la salud que realicen cesáreas a las embarazadas.

La doctora Katiusca Guadamuz, obstetra del Bertha Calderón, expresó que desde el Ministerio de Salud (MINSA) lo que se pretende a través de la cesárea es salvar la vida de la madre y el niño, sobre todo en aquellos casos en los que ambos están expuestas a un alto riesgo.

“La iniciativa generada en la Asamblea Nacional señala la preocupación en el aumento de cesáreas practicadas con relación a las recomendaciones emitidas por la OMS en 1985, consideramos que esta situación puede ser atribuida por diferentes factores y no necesariamente relacionadas con violencia obstétrica. Está demostrado a nivel mundial la utilidad del procedimiento de la cesárea como una herramienta para mejorar la calidad de la atención en el proceso reproductivo”, señaló.

salud

Guadamuz destacó que, para realizar un proceso de este tipo, se requiere del cumplimiento de una serie de normas y un protocolo para llevarla a cabo, desmintiendo así muchos de los señalamientos erróneos expuestos en la reforma.

“Nuestra primordial preocupación es la vida de la madre y el neonato, solo el criterio de un profesional puede determinar la situación en la que se puede realizar el nacimiento, situación que se torna más frecuente en los hospitales públicos, en los cuales, debido a su mayor nivel de resolución atendemos a pacientes cuyos embarazos son de alto riesgo, con morbilidades complejas que predisponen la aparición de situaciones adversas y que comprometen el bienestar materno fetal”, añadió.

Desde el Ministerio de Salud (MINSA) y a través de las políticas impulsadas por el Gobierno, se ha logrado llevar a cabo un proceso de parto más humanizado, el cual está en constante vigilancia a fin de salvaguardar la vida de la madre y el niño, así lo manifestó la doctora Yamileth Alfonso, ginecóloga.

salud

“Nosotros impulsamos el parto por vía vaginal, incluso, estamos impulsando el parto después de una cesárea, siempre y cuando la paciente no muestre contraindicaciones para el mismo. Recordemos que hay situaciones en la que nos vemos obligados a tomar la decisión en conjunto con pediatría cual será la vía de finalización”, dijo.

La propuesta de ley en caso de ser aprobada, podría traer limitaciones a los médicos obstetras, razón por la cual hoy se muestran en total desacuerdo con la idea de un pequeño grupo de parlamentarios que tratan de empañar la importante labor que a lo largo de los años realizan los especialistas en las unidades de salud.

El doctor Evertz Romero, Jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Alemán Nicaragüense, se pronunció en defensa del trabajo que realizan miles de médicos durante el proceso de parto, en el que gracias a las cirugías de cesáreas se ha logrado brindar una atención oportuna a las mujeres y a sus niños.

“La ley lo que pretende es penalizar la atención, más que mejorar y brindar un parto humanizado, la misma, no contribuye en la atención para nuestras mujeres nicaragüenses, por lo tanto, rechazamos la iniciativa de tal ley. Solicitamos a los diputados, desestimen esta ley que busca penalizar la atención médica y dejamos patentizada nuestra solidaridad con las mujeres y reiteramos nuestros compromisos en el cumplimiento de normas y protocolos para mejorar la atención a las mujeres”, subrayó.

salud

salud

salud

salud