En 2011, según datos oficiales, la inflación en Nicaragua cerró en 7,95 %, mientras en 2010 terminó  en 9,23 %, la cifra más alta de Centroamérica.

En 2009, la inflación nicaragüense cerró  en 0,93%, la menor en su historia; en 2008 en el 13,77%, la segunda cifra más alta de Centroamérica, solo superada por Costa Rica (13,9%); y en 2007 también registró la cifra más alta de la región, con un 16, 88%.

El banco emisor del Estado indicó que la pauta de la inflación en 2012 estuvo marcada principalmente por alzas en los precios de los combustibles, el pasaje del transporte interurbano, alimentos y bebidas no alcohólicas.

Nicaragua proyecta cerrar 2013 con un crecimiento económico de 4,1%, y una tasa de inflación de 7,3%.

Para 2012 proyectó un crecimiento económico de 4,2%, dos puntos porcentuales más que la previsión inicial, aunque las autoridades aún no dan a conocer ese indicador.

Nicaragua tuvo en 2011 un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de 5,1% y una tasa de inflación de 7,95%, según cifras oficiales.