El legendario Julio Juárez fue quien realizó el lanzamiento inaugural de la Serie Amistosa Internacional de Béisbol entre la selección de Cuba y Nicaragua; y al igual que en 1972 hizo vibrar de emoción un estadio completo.

"Es un honor para mi realizar este lanzamiento, las emociones son palpables y ya quisiera estar con la juventud suficiente para tirarle a Cuba en este estadio", manifestó Juárez.

El leonés tiene la victoria más memorable de una tropa pinolera ante Cuba, lo hizo en el Mundial de Béisbol de 1972 dos carreras por cero.

Desde entonces se ha ganado el respeto del pueblo nicaragüense y el honor de hacer el primer envío al plato en esta serie de tres partidos.

Con ese histórico blanqueo 2-0, Juárez provocó que más de 40 mil personas en el antiguo Estadio Nacional Dennis Martínez le aplaudieran. Este viernes se dio el lujo de hacer lo mismo en la "Casa del Juego Perfecto".

"Es grato sentir el reconocimiento de tanta gente", puntualizó Julio.