Sandino nace todos los días, y renace, particularmente, los 21 y los 18, pero su Legado, la obligación de asumir la Patria Libre, Patria y Libertad, Patria Digna, Segura, Soberana, Alegre y Próspera, Patria, gracias a Dios en Unidad, Paz y Esperanza, és de cada día.

Sandino Vive en estos Tiempos inmensos; en las Complejidades, las Dificultades, las Luchas y Logros, pero sobre todo en la comprensión que tenemos [email protected] Sandinistas, [email protected] nicaragüenses, de que no hay Tiempos duros, sino Tiempos para aprender de su Ejemplo, de ese Legado de valentía, osadía, intrepidez,
atrevimiento, arrojo. Tiempos para la bravura del Espíritu, que en Fé, todo lo puede.

Tiempos para ser Fuertes, más Fuertes que nunca. Porque sabemos cuál és el remolino en el que hoy nos movemos. El remolino, el torbellino, las ventiscas, los tornados, las sequías, las inundaciones, el Cambio Cli-mático, la Energía Volcánica, Telúrica, Sísmica, la elevación de la temperatura, real y figurada, todo lo que podríamos pensar que nos amenaza, pero al fin y al cabo nos enseña, a movernos creciendo y trascendiendo. A crecer en Fortaleza y a vivir con el Alma. No en vilo, sino en alto, reconociendo todos los Territorios, todas las Circunstancias, todos los Momentos, como grandes Desafíos a la solidez, a la coherencia, a la consistencia, a la creatividad y a la imaginación, para seguir, fieles a la Enseñanza, iluminando el Porvenir.

Sandino, como Darío, Seres excepcionales que parió la Tierra, la Patria nicaragüense, el Ánima nicaragüense, que “sabe de Luchas y de Honor”. Sandino, como Darío, Obligación, Deber de Cantar y Luchar cantando y Cantar luchando, y Cantar reconociéndonos en cada paso, de cada Batalla, de cada Lucha, de cada Dificultad que convoca a la Fuerza Sobrenatural. A esa Fortaleza nicaragüense, que Sandino y Darío, Darío y Sandino, supieron remontar, mostrando al Mundo toda nuestra Potencia de Pueblo Valiente y Digno.

Conmemoramos a Sandino y nos conmemoramos, en ese indómito Legado que sabe atravesar todos los Tiempos, y fulgurar, brillar, como Llama Sagrada, en los Fuegos Victoriosos de la Historia.

De ahí venimos. Y aquí estamos, con Daniel y el Frente, con el Pueblo Presidente, con la Juventud, las Familias. Y ahí vamos, con la Esperanza Verde, invicta, con la Sabiduría y la Experiencia, con la Serenidad y la Conciencia de Encuentro y Unidad, de [email protected] por el Bien de [email protected] Impostergable el Deber de asentar Paz y Unión para que nuestro esfuerzo y trabajo de todos los días, rompa los Maleficios y hagamos, de lo más duro, lo mejor para [email protected], porque sepamos, porque sabemos, crear la diferencia.

En estos días de tanto resplandor iridiscente, en todas partes, en todos lados; y de tantas voces alzadas, de tantas rupturas, desgarros, movimientos, cambios, seguimos en este pequeño País, con Sandino, con Daniel, con las Mujeres, con la Juventud, con las Familias, caminando paso a paso, en Luz, Vida y Verdad, sin descreer, sino, por el contrario, creyendo más que nunca en esos Vigores, en esas Energías, en esa Vitalidad, en esa Visión que cada día se actualiza, y cada día se dispone a continuar llamándonos, y sintiéndonos convocados a ir Siempre Más Allá.

Somos Hermandad Nuestroamericana y Caribeña; somos Libertad, Dignidad, Solidaridad. Y somos la Alegría del ojo que sabe encontrar, identificar el Privilegio de Luchar, para Vencer. Porque sabemos, que en las líneas del Tiempo Histórico, se proclama Bienaventuranza, Buen Corazón, Buena Esperanza, Justicia, Paz. En ese Tiempo Histórico, en ese Cielo y esa Tierra, real y trascendente, así és y así será, Dios Mediante !

Sandino, General de Hombres y Mujeres Libres... Carlos, Tomás, Daniel, queridas Familias de este Pueblo nuestro donde [email protected] nos amamos tanto, estamos para vivir la Reconciliación, el Cristianismo, el Socialismo, la Solidaridad, el Amor... Y eso nos distingue y nos salva.

Que Viva Sandino, y que Viva nuestra Nicaragua, Bendita, Unida y Siempre Libre, Siempre Adelante, Siempre Más Allá !

Que Viva Daniel
y el Frente
y el Pueblo Presidente !


Rosario Murillo
21 de Febrero, 2018