En conferencia de prensa, el pastor y misionero David Spencer aceptó y agradeció al Buen Gobierno Sandinista del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, por concederle la ciudadanía nicaragüense y la Orden de Independencia Cultural de Rubén Darío.

Un Spencer muy conmovido acompañado por su esposa Bannie Spencer y el pastor ministerial de Hosanna, Martín Sequeira, expresó que para Dios es toda la honra, porque todo lo alcanzado ha sido por Él y para Él.

Recordó que el pasado 19 de febrero, cuando la Compañera Rosario Murillo anunció que se le estaría otorgando la ciudadanía nicaragüense y la orden Rubén Darío, fue de mucha alegría para él.

"Es algo que yo siempre he querido", indicó.

“Para mí fue motivo de una alegría tan grande, que me faltan palabras para poder expresarlo", refirió.

"Yo estaba dormido cuando me hablaron de esto. Qué noticia más agradable para mí por algo que yo deseé desde que llegué aquí la primera vez (1966)", mencionó.

"Hoy me presento delante de este ilustre grupo de periodistas de medios de prensa, radio y televisión, y delante de toda la nación de Nicaragua para decirles que para mí será el mayor privilegio, después de Dios, recibir este honor tan grande", expresó el Pastor.

Ama a Nicaragua y a los nicaragüenses

El pastor expresó su amor por Nicaragua y los nicaragüenses, a quienes calificó como "una gente especial”. “Son gente campechana, dadivosa y yo los admiro. Terremoto, maremoto, por donde no han pasado. Increíble. Los pueden tirar al suelo, pueden tratar de pisotearlos, pero se levantan de nuevo, porque tienen un gran espíritu en sus corazones", dijo Spencer.

"Son gente preciosa, eso es lo que yo pienso del nicaragüense. Es la gente más linda y preciosa que yo conozco en el mundo, y son los nicas. Así que yo me he enamorado de este pueblo y lo llevo en la sangre", agregó.

El Misionero agradeció a Dios, primeramente, porque es Él que indirectamente está concediendo este privilegio. "Por cierto, sinceramente sé que no lo merezco, pero aprecio esto, es un gran honor el que siento por dentro en este momento y no para vanagloriarme sino al que vive por los siglos de los siglos. A Él, quiero que Él reciba toda la gloria por esto", enfatizó.

A la vez, agradeció al Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, por este gran honor que recibe, el cual es un momento muy emotivo para su vida.

Su esposa Bannie expresó que está conmovida porque es algo que su esposo ha deseado por tanto tiempo y ver eso, “para él es algo tan increíble y para mí, que él pueda recibir ese honor, es maravilloso”.

Asimismo, el Pastor Sequeira dijo que están muy complacidos porque realmente el Pastor Spencer es un hombre que ama a Nicaragua y a la nación.

“Él ha sembrado su vida en este país, en esta nación, ha invertido todo lo que es él por el bien de Nicaragua”, señaló.