La seguridad de los niños y niñas que asisten cada mañana y tarde a los centros escolares es garantizada por la Policía Nacional.

A través del plan de seguridad escolar implementado con el regreso a clases, los agentes de tránsito dan el paso a los estudiantes en vías de mucho acceso vehicular en zonas como el colegio Benjamín Zeledón, en Managua.

"La policía ha estado haciendo acciones preventivas a 400 metros en todos los colegios y tiene que ver con el hostigamiento a los focos delictivos y actividad preventiva en materia de seguridad vial para dar el pase peatonal", explicó el comisionado Cesar Cuadra.

"Al ver a la Policía me siento segura al dejar a los dos niñas, antes había mucha delincuencia cerca de los colegios y ahora se ve poco", dijo la madre de familia Claudia Benavidez.

Otro padre de familia que llegó a dejar a su pequeña hija es don Manuel Padilla, quien aseguró que al ver a la Policía se va más tranquilo al trabajo.

"Hay muchos policías de tránsitos dando vía para que pasen los niños y así nos sentimos bien al dejar a los niños y nos vamos tranquilos al trabajo", expresó Padilla.