El dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores, Luis Barbosa, recordó que los trabajadores del Estado también reciben mensualmente el Bono Cristiano, Socialista y Solidario, lo que viene a significar también un impulso más a la política del gobierno de incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores estatales.

“Si haces una revisión de los últimos cinco años en el Estado yo creo que ya no quedan trabajadores con el salario mínimo”, destacó, recordando que el bono se le entrega a aproximadamente a 160 mil trabajadores nicaragüenses.

Salario mínimo debe ser aprobado esta semana

Los trabajadores manifiestan encontrar una disposición por parte del gobierno en cuanto a la restitución de los derechos del sector asalariado del país. En quienes no ven mucha apertura es en las grandes empresas privadas, las cuales mantienen firme su postura de mantener el salario mínimo lejos de lo que es la cobertura de la canasta básica.

“Nosotros quisiéramos que así pensara la empresa privada. En el año 2011 nos pidió sacrificio, ahora nos pide que seamos modestos con nuestras demandas”, señaló Barbosa.

Los sindicatos de trabajadores demandan un 16% de incremento para todos los sectores y un 30% para el campo.

Miguel Ruiz, secretario general de la CST, recordó que las pequeñas empresas han aprobado de manera tripartita para su sector un incremento del 10%. Esta apertura y disposición al diálogo, asegura, debería ser un ejemplo a tomar por la empresa privada.

“Las expectativas que tienen el movimiento sindical con nuestra propuesta, que es del 16%, es que pueda ser aceptada tanto por los empresarios como por el gobierno”, afirmó.

Ruiz señaló que a partir de esta próxima reunión, programada para el día jueves, ya es posible la negociación bipartita, por lo que bien el gobierno podría llegar a un acuerdo con los trabajadores en cuanto al incremento del salario para los próximos seis meses.