Al menos 13 personas han muerto en el siniestro del helicóptero que transportaba al secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete Prida, y el gobernado de Oaxaca, Alejandro Murat, cuando examinaban los daños del seísmo de intensidad 7,2 en el sur del país.

Según la Procuraduría General de México, los fallecidos son cinco mujeres, cuatro hombres, dos niñas y un niño, a los que hay que sumar una decimotercera víctima mortal que falleció en el hospital.

La Fiscalía mexicana ha añadido además que otras 15 personas han resultado heridas y han tenido que recibir atención médica, según informa el diario El Universal.

El aparato que transportaba a ambos funcionarios se desplomó sobre la localidad de Pinotepa Nacional cuando aterrizaba. El choque se llevó por delante a las víctimas.