Las autoridades sirias encontraron este viernes cerca de la provincia nororiental siria de Al Raqa, una fosa común con 34 cadáveres, todos ejecutados por el grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe).

La exhumación de los cuerpos es realizada por miembros de Protección Civil Siria, que indicaron que entre los ejecutados hay civiles y militares.

Un comandante militar explicó que la fosa fue descubierta gracias a las informaciones proporcionadas por habitantes de la zona que lograron retornar a sus casas después de que el Gobierno recuperara el control de la provincia de Al Romzan.

Los cuerpos fueron extraídos y trasladados al hospital militar de la provincia de Alepo donde se realizarán los exámenes pertinentes para identificarlos.