Los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron reformas legales a las leyes energéticas, que vendrán a garantizar la operación y sostenibilidad económica del sector eléctrico de Nicaragua, pero también se mantiene el subsidio a la tarifa al 83 por ciento de los consumidores del sistema.

Igualmente con estas reformas se da cumplimiento a los compromisos obtenidos por el Gobierno Sandinista para fortalecer el desempeño del sector.

Estas reformas fueron aprobadas con 75 votos a favor para las iniciativas Ley de reformas y adición a la ley 272, Ley de la industria eléctrica; la Ley 898, Ley de variación de la tarifa de energía eléctrica al consumidor; Ley 720, Ley del Adulto Mayor, y Ley 160, Ley que concede beneficios adicionales a las personas jubiladas.

La diputada Jenny Martínez, presidenta de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos, explicó que estas reformas fueron consensuadas en el modelo de alianza y diálogo entre gobierno, empresarios, trabajadores y sector productivo del país.

"Lo más importante es que en ningún momento se está afectando a los consumidores mayoritarios que representan el 83 por ciento de los consumidores residenciales en todo el país, es decir, que los consumidores de 0 a 150 kilovatios van a seguir manteniendo el subsidio, primero el subsidio al IVA y el subsidio social que garantiza que se siga manteniendo para estos consumidores que son la mayoría de la población", subrayó Martínez.

Logros en materia energética

Martínez dijo que las reformas “nacen de los compromisos relacionados a subsidios energéticos que fueron adquiridos por el gobierno de Nicaragua, ante el BID mediante el contrato de préstamo aprobado por el decreto 8366 que fue aprobado en el mes de diciembre del 2017 y el que fue respaldado por todos los diputados de esta Asamblea Nacional, aquí están los 90 votos”.

Resaltó que en Nicaragua gracias a Dios y al Gobierno Sandinista, se ha venido mejorando y fortaleciendo el sistema eléctrico, logrando eliminar los problemas de apagones y en segundo lugar, aumentando la generación eléctrica.

“Este tipo de problemas se han superado principalmente porque este gobierno ha priorizado el desarrollo de este sector y sobre todo para el beneficio social y económico del país, que beneficia principalmente a las familias más vulnerables, por eso se han impulsado lineamientos y políticas de energía que tienen como objeto, entre otros, primero ampliar la oferta de generación de energía con el cambio de la matriz energética y se ha llevado energía a todas las familias a través de los proyectos de electrificación rural y de cobertura de energía”, destacó Martínez

Indicó que se llevó a cabo un estudio para focalizar los subsidios para lograr tener una distribución más óptima “y garantizar que se sigan manteniendo los subsidios para las familias más vulnerables, es decir el 83 por ciento de los consumidores residenciales que se ubican entre el rango de 0 a 150 kilovatios a los cuales se les ha mantenido por 12 años y a los cuales se les seguirá manteniendo”.

En el caso del subsidio a los jubilados, en un esfuerzo por mantener las garantías establecidas a este sector de la población, se ha asegurado que se mantenga lo establecido en la ley 160 y la ley 720 “que consiste en mantener los beneficios que los jubilados que consuman 150 kilovatios horas al mes o menos en la tarifa eléctrica pagaran únicamente el 50 % al organismo correspondiente”.

Foto: Archivo