Una piel electrónica maleable, autorreparable y reciclable que puede imitar la función y propiedades mecánicas de la epidermis humana fue diseñada por investigadores estadounidenses, publica hoy la revista Science Advances.

Conocida como e-skin, podrá utilizarse en la robótica y hasta para prótesis, pues es un material fino y translúcido con sensores integrados para medir la presión, temperatura, humedad y el flujo de aire, explicaron los autores, de la Universidad de Colorado en Boulder.

En un comunicado a la prensa, el profesor asistente Jianliang Xiao, líder de la investigación, dijo que la nueva e-skin tiene varias propiedades distintivas, que incluyen un nuevo tipo de polímero de red dinámico unido covalentemente, conocido como poliimina, que se ha mezclado con nanopartículas de plata.