Este lunes el Ministerio de Salud llevó la jornada de lucha antiepidémica al barrio Milagro de Dios, donde los brigadistas fumigaron 1,961 viviendas.

El propósito de la fumigación permanente es eliminar al mosquito adulto, transmisor del dengue, zika y chikungunya.

El director del Centro de Salud Carlos Rugama, doctor Léster López, expresó que además de la fumigación, los días viernes y sábados se realizan jornadas de concientización sobre la importancia de eliminar los criaderos de zancudos.

Doña Melba Toruño expresó que la jornada de fumigación es excelente porque les permite disminuir las enfermedades trasmitidas por el zancudo.

“Ellos (los brigadistas) siempre están cumpliendo con las orientaciones de nuestro gobierno de eliminar los criaderos y abatizar”, dijo Toruño.

Agregó que en sus casas colaboran eliminando toda la basura, chatarra, embrocando botellas, cepillando pilas y barriles, y entre los mismos pobladores se concientizan sobre la importancia de abrir las puertas de sus casas cuando pasan fumigando.