Durante la misa, los asistentes quienes portaban la bandera Venezolana y camisetas con el rostro del mandatario Chávez, entonaron cantos y oraciones cargadas de mucha fe y amor hacia el presidente, de igual manera agradecieron por todo el apoyo que esta hermana República ha brindado al pueblo nicaragüense y al resto de pueblos de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Al momento del sermón, el sacerdote se refirió a la toma de posesión del pueblo venezolano, así mismo destacó que el presidente Chávez al igual que otros presidentes electos de otros países, incluyendo Estados Unidos, está en la potestad de asumir nuevamente la presidencia aún cuando no se encuentre en Venezuela.

“Ha habido tantas opiniones en cuanto a la toma de posesión del presidente Hugo Chávez y leyendo un poco de la historia, he descubierto que la situación que está sucediendo en Venezuela no es la primera vez que ocurre en la historia de la humanidad, muchos gobernantes han asumido la presidencia de su país aún cuando no se encuentran en él; hago un llamado a la ciudadanía a que no se deje mal informar por estas personas que no están hablando de manera fundamentada”, expresó el padre Castro.



Por su parte el compañero Walter Castillo Sandino, nieto del General Augusto C. Sandino, y quien participó en la misa, expresó sus deseos de una pronta recuperación del Presidente Chávez.

“Deseamos una pronta recuperación a ese gran hombre, soldado latinoamericano, que ha sido un digno representante de Bolívar, Martí y Sandino, de todo corazón le pedimos a Dios que el presidente Hugo Chávez se recupere pronto y esté nuevamente con nosotros”, dijo Castillo.

Así mismo, el padre Miguel  D'Escoto manifestó que gracias al trabajo de la revolución Bolivariana, hoy los pueblos latinoamericanos están más unidos, contando con la bendición de Dios. De igual manera, el padre al igual que el resto de asistentes pidió la sanación del presidente venezolano.

“Estoy feliz que estemos una vez más reunidos pidiéndole a Dios por la salud de nuestro hermano Hugo, él ha logrado convertir a Venezuela en el centro neurálgico de la revolución latinoamericana, una independencia inconclusa y que por la gracia de Dios hoy tenemos estos profetas que nos ha enviado de manera simultánea en muchas partes de Nuestra América” destacó.

“Estamos pidiendo todos a Dios por la salud del presidente Chávez, sabemos que su enfermedad está causando tristeza no solo al pueblo Venezolano sino a todos los que conformamos la patria grande latinoamericana y caribeña, Chávez es un profeta de hoy en día y por ello pedimos por su recuperación total para que siga esta lucha en defensa de los más desposeídos”, finalizó D'Escoto.

Durante la eucaristía, un grupo de niñas declamaron un poema en honor al presidente Chávez, así mismo entonaron consignas en respaldo al gobierno bolivariano y nicaragüense.