Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, hizo un llamado a las familias nicaragüenses a prepararse para recibir el tiempo especial de la Cuaresma.

El líder religioso envió este mensaje al pueblo nicaragüense, previo a ofrecer la homilía, en ocasión a la incorporación del Presbítero Luis Herrera, como nuevo rector de la Catedral Metropolitana de Managua.

Brenes resaltó la casualidad que la cuaresma se inicie el próximo 14 de febrero, fecha en que también las familias nicaragüenses celebrarán el Día del Amor y la Amistad.

“Interesante que los novios, al comienzo del día, vengan al templo para recibir las cenizas, que significan sus limitaciones, su sencillez; y desde esta línea puedan ir viviendo la experiencia del noviazgo”, expresó.

Indicó que desde la familia y entre los amigos, también es importante que sientan esa pequeñez, sus limitaciones; pero que ante todo tengan siempre la presencia amorosa del Señor.

“Deseo de manera especial a todos los miembros de esta Iglesia de Managua, que nos preparemos para vivir intensamente este tiempo de Cuaresma en una amistad, y una cercanía junto al Señor”, manifestó.

El Arzobispo de Managua, en este sentido, refirió que es importante reconocerse como pecadores, para tener esa grandeza de sentirse amados, protegidos y salvados por Jesús.