Ante el brote de fiebre amarilla en 13 países de las Américas y del continente africano, y el repunte que se ha presentado con casos nuevos en Brasil, Nicaragua está tomando medidas, a fin de salvaguardar la vida de los nicaragüenses y los extranjeros que ingresan al país.

El Dr. Carlos Sáenz, Secretario General del Minsa, expresó que el Gobierno Sandinista a través de Minsa, desde finales del año pasado ha brindado una serie de recomendaciones para prevenir que el brote afecte a Nicaragua.

"Entre las medidas está que todo viajero de más de 1 año de edad que vive en un país en riesgo de transmisión de fiebre amarilla y que desee ingresar a Nicaragua, debe presentar certificado internacional de vacuna contra fiebre amarilla con fecha de aplicación de 10 días antes de haber ingresado al país", comentó.

Además, indicó que Nicaragua, a través del Minsa, aplicará la vacuna a los nicaragüenses que viajan a estos países con riesgo de transmisión de fiebre amarilla. La vacuna está disponible en el Complejo Nacional de Salud Conchita Palacios.

La vacuna contra la fiebre amarilla es segura y proporciona una inmunidad efectiva contra la enfermedad, explicó Sáenz.

Señaló que no solicitarán el certificado a los viajeros de tránsito que pasan por esos países donde está el brote de fiebre amarilla.

Manifestó que “si un nicaragüense que reside temporalmente o visitó uno de esos países y retorna al país, nuestro deber y responsabilidad es recibirlo, darle seguimiento y el cuido necesario”.

Informe de la OPS

Sáenz informó que al 12 de enero de 2018, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) circuló una actualización epidemiológica sobre fiebre amarilla y recomendó la vacunación en las zonas afectadas.

El informe detalla que entre enero de 2016 a diciembre de 2017, 7 países y territorios de la región de las Américas han notificado casos confirmados de fiebre amarilla, de los 13 que se encuentran en riesgo de transmisión de fiebre amarilla en América del Sur y algunos países del Caribe.

Entre los 13 países están: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Perú y Surinam. Desde diciembre hasta la fecha solo Brasil ha notificado casos nuevos; entre julio de 2017 y el 6 de febrero de 2018, este país registra 353 personas infestadas por fiebre amarilla, de las cuales han fallecido 98.

Desde Julio de 2017 a la primera semana de enero de 2018 se han notificado más de 2 mil brotes en animales.

Sáenz recordó que hasta el momento no hay evidencia de que el Aedes Aegypti tenga que ver con el brote.