El Aeropuerto Internacional Augusto C Sandino recibió a 37 nicaragüenses deportados por el gobierno de Estados Unidos.

A su llegada fueron recibidos por autoridades de la Policía Nacional, Ministerio de la Familia y el Ministerio de Salud, quienes les dan la bienvenida, les realizan exámenes de temperatura, dan un refrigerio y entregan un sobre con dinero en efectivo para que puedan movilizarse a sus departamentos.

La mayoría de estos compatriotas tienen años trabajando en este país del norte para alcanzar el mal llamado sueño americano.

deportados

Una de las mujeres que fue deportada afirmó que hay una cacería para todo aquel que no es norteamericano.

"Yo entré legalmente a los cinco años lo que ha pasado es que las leyes han cambiado muchísimo, no es porque seamos nuevos o la gente haya hecho algo mal, simplemente a la gente la están parando manejando, los cogen presos, les piden los papeles y si te ven latino o de otro país te detienen", afirmó María Aragón.

Otros han corrido con más suerte y han podido lograr estabilidad económica en este país, sin embargo, regresan por el simple hecho de ser latinos.

deportados

"Vengo a seguir echando hacia adelante en mi país porque ahora el extranjero ya no existe, todo eso está malo, yo tengo siete años de haberme ido fuera del país y lo mismo es en todos lados", expresó Lester Agüero, habitante de Posoltega.

"Contento de estar en Nicaragua, me fui hace trece años y todo era más tranquilo, ahora el presidente (Trump) por ninguna razón quiere a los migrantes, las leyes son más duras y regresamos felices a seguir adelante con nuestras familias", expresó Alfredo Dolmus.

deportados

deportados

deportados

deportados

deportados

deportados

deportados