Con el propósito de actualizar los conocimientos al personal de salud y asegurar la calidad del servicio, el Ministerio de Salud (MINSA) ejecutó una capacitación sobre la medición de peso y talla que permite garantizar la vigilancia del crecimiento y nutrición de los niños.

En la capacitación participaron representantes de los 19 Silais del país, quienes luego transmitirán los conocimientos adquiridos a sus homólogos hasta llegar a la red comunitaria.

Como parte del compromiso del Buen Gobierno, el MINSA trabaja enfocado en el cuido y atención de las madres, los niños, y la población en general.

En ese sentido, están orientando a las madres y a la comunidad en general, que si detectan algún riesgo en los niños deben acudir a la unidad de salud más cercana.

"El personal al estar capacitado puede detectar con tiempo algún riesgo en el crecimiento del niño y atenderlo de manera oportuna", indicó la doctora María Esther Estrada, de Servicios de Salud del MINSA.

Además, señaló que una vez que los niños llegan a las unidades de salud hacen actividades de promoción alrededor de la importancia del crecimiento acorde a la edad.

Asimismo, se da seguimiento de manera coordinada con la red comunitaria haciendo visitas casa a casa para orientarles sobre la importancia de la alimentación saludable, el seguimiento al ciclo de vacunas y, si es un niño menor de 2 años la importancia de la lactancia materna.

El doctor Ramiro Guido, del Silais Jinotega, expresó que este taller les permite estandarizar y actualizar los conocimientos dirigidos a la medición del peso y talla y todos los niños.

Agregó que en Jinotega trabajan con el Modelo de Salud Familiar coordinados con la red comunitaria implementando diferentes estrategias dirigidas a la prevención de cualquier dato de mal nutrición.

La medición de peso y talla la ejecutan en dos etapas, la primera en niños menores de 5 años que consiste en la visita casa a casa para realizar el censo, y la otra a mayores de 6 años que se hace a nivel de las escuelas.

Esta acción se desarrolla una vez al año y se le da seguimiento sistemático con un equipo multidisciplinario a los niños que salen con problemas de mal nutrición.

La doctora Gladys Ramos, responsable del componente materno infantil de Silais Granada, indicó que esta capacitación es de gran beneficio porque pueden tener un mejor diagnóstico de los niños que tienen problemas de mal nutrición.