28 familias que habitan en la comunidad El Capulín, sector Punta de Piedra, en el municipio El Viejo en Chinandega, ya cuentan con el servicio de energía eléctrica, gracias al proyecto de electrificación que ejecutó la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) con fondos provenientes de Asuntos Mundiales de Canadá (AMC).

Las familias que habitan en esta comunidad se dedican a la pesca y con la energía eléctrica las cooperativas que comercializan mariscos podrán mantener fresco sus productos.

Para que este proyecto se hiciera realidad se instalaron 1.90 kilómetros de red de distribución y se invirtieron 771 mil 965 córdobas.