Este martes, representantes del Gobierno de Nicaragua y una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI), sostuvieron la primera reunión de trabajo, de una serie que efectuarán, para revisar y analizar el desempeño económico que tuvo el país en 2017 y las perspectivas para el presente año.

Entre los temas que abordarán están los relacionados con el entorno macroeconómico nacional e internacional, crecimiento económico, y política monetaria, financiera y fiscal.

"Ellos vienen a revisar todas las políticas implementadas, van a realizar su propia evaluación y posteriormente van a realizar una proyección del año 2018", dijo Ovidio Reyes, Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Esta semana se espera la conclusión del análisis de la misión y las respectivas recomendaciones que siempre  han sido positivas para Nicaragua, agregó Reyes.

El jefe de la misión, Fernando Delgado, expresó que, aunque no hay cifras definidas, porque esperan actualizarlas con el BCN, desde ya ven claramente que es mejor de lo que esperaban.

Además, harán un seguimiento de las recomendaciones que se hicieron en el Artículo IV del Convenio Constitutivo del organismo financiero en la visita realizada en mayo 2017.

Asimismo, se recomendaba la necesidad de establecer mayores reservas ante posibles riesgos o efectos de la economía internacional.

Proponíamos mayores reservas internacionales para hacer frente a fluctuaciones en la balanza de cambio o encarecimiento de los precios del petróleo, reserva fiscal, en caso que haya una desaceleración del crecimiento y también reservas financieras en el sistema bancario para que pudieran hacer frente los bancos ante un posible menor crecimiento económico sin que hubiese problemas para su solvencia y liquidez”, indicó el representante del FMI.

La delegación del FMI estará en el país hasta el 6 de febrero y su visita también incluye encuentros con el sector privado, sistema financiero, organizaciones de trabajadores, centros de investigación económica y comunidad cooperante.