En domingo no existe mayor tentación que dar placer al cuerpo con tres buenos tiempos de comida. En Managua es casi una tradición familiar dedicar este día sagrado para compartir juntos y disfrutar de un buen plato.

Sin embargo, muchos deciden evitarse las molestias de invertir tiempo y esfuerzos en cocinar el día por excelencia dedicado al descanso.

Aquí en El 19 Digital preparamos tres recomendaciones, pensadas para disfrutar cada tiempo de comida,  compartir en familia y saborear la sazón de emprendimientos familiares que han cobrado éxito por su destacada calidad y atención.

Desayuno

En la comida más importante del día queremos arrancar bien. Un lugar con tradición de 10 años, que se cumplen justamente este 2018.

D’Mi Vaquita Café está ubicado en el residencial El Dorado — específicamente de la tienda de Lubricantes Mobil, dos cuadras y media hacia el norte dentro del reparto — es administrado por Denisse Miranda y es ella justamente la encargada darle un giro completo al concepto del local que iniciaron sus padres con la idea de vender leche agria con gallo pinto.

A su menú se le han agregado especialidades enfocadas nada más al desayuno y han puesto también su mirada a las comidas más saludables.

El ambiente único y elegante, además de acogedor y con la atención excepcionalmente amable de quienes allí atienden, tiene en su oferta 25 diferentes platillos entre los cuales escoger.

Las opciones van desde lo más tradicional como frito y nacatamales, hasta unas tostadas francesas, un sándwich montecristo e incluso croque Monsieur (sándwich tradicional francés) y entre lo más solicitado está el desayuno “completo”, que incluye el infaltable gallopinto, dos huevos, queso, maduro y salchichas.

Otra opción de gran demanda son los pancakes, debido a la gran cantidad de sabores entre los que se destacan el de fresa, el de dulce de leche y nueces y el acompañado de granola.

Incluso, la demanda de la mermelada que emplean para los waffles y pancakes, motivó a envasarla para que se pueda continuar disfrutando en casa.

Miranda comenta que D’Mi Vaquita Café comenzará a implementar brunches en los próximos días, un concepto de platillos que engloban en uno mismo, tanto el desayuno como el almuerzo y que serán servidos en horarios entre las 11:00 am y las 2:00 pm los fines de semana.

La respuesta de los clientes de este local se debe en gran medida por los constantes elementos que se van agregando y las especialidades que se ofrecen en temporadas, como el anunciado menú de los enamorados el 14 de febrero próximo.

Almuerzo

En esta ocasión la recomendación para el almuerzo es una deliciosa sopa de res de “Sopas Nikas”. Una minuciosa y dedicada preparación hervida de verduras, especias y carne de res, servida generosamente en un comal de barro y para ser disfrutada un ambiente completamente tradicional.

La sensación de llegar a este lugar que se encuentra ubicado del Busto de José Martí en Tiscapa, dos cuadras al este, hace olvidar de momentos el bullicio de la capital y transportarse con la mente, y el paladar, hacia lugares campestres donde las tradiciones nacionales están más arraigadas.

El local fue inaugurado justamente a petición de amigos de Karla Reyes, quienes probaron la sopa que preparaba en su trabajo para recaudar fondos en honor a la celebración de la Purísima.

Abrió sus puertas hace 6 meses y gracias a la divulgación de los mismos comensales y las redes sociales, han venido creciendo en popularidad, inclusive teniendo en Facebook excelentes opiniones de quienes ya lo han visitado.

Edwin Burgos, esposo de Karla y co-propietario del local, explica que el horario de atención es de 12:00 del mediodía a 3:00 pm, dedicándose exclusivamente al sector sopero durante las horas del almuerzo.

Cuentan ahora con 6 colaboradores, además de varios miembros de la familia que se dedican a dar una atención excelente, principalmente en los días de mayores visitas que inician a partir del viernes.

El local tiene un concepto completamente familiar ya que no sirven bebidas alcohólicas y está prohibido fumar.

Además de la sopa de res que puede encontrarse todos los días, los lunes también agregan la sopa de frijoles, los martes la de res con cola, los miércoles la sopa de gallina, los jueves sopa de queso, los viernes sopa de pollo, los sábados sopa de mondongo y los domingos sopa de albóndigas.

Cena

Para la cena decidimos guiarlos un poco a las afueras del centro de la capital y dirigirnos hacia el sector de Veracruz, en Nindirí, donde el frescor y la tranquilidad del sitio dan valor agregado a ese momento especial con los seres queridos.

Para llegar a este punto hay que dirigirse hasta la rotonda de Ticuantepe, retornar sobre la misma y dirigirse luego con rumbo al este, siguiendo el camino a Veracruz durante 1,600 metros, hasta llegar la “Plaza La Española”.

Una vez allí, uno se encuentra con las Pupusas Gourmet de “Los Pipiles”, platos con una increíble calidad y con un sabor que se balancea con gran destreza entre la tradición salvadoreña, la nicaragüense y los elementos propios de la cocina internacional y de más alto nivel.

La Chef profesional de origen nicaragüense, graduada en El Salvador, y propietaria del local, Yara Rodríguez, afirma que la idea nació justamente para “hacer un recorrido” por la gastronomía de diversas partes del mundo teniendo como plato base la pupusa.

Entre la variedad a la que los clientes pueden acceder está la de chilorio (solo en temporadas), la chilanga, “la vaca”, cocinada a partir de tres quesos, la suegrita con albahaca, queso mozarela y tomate, la ahogada, bañada en salsa de tomate y topping de aguacate, entre otras varias que conforman el menú de 18 distintas y que se proyectan a cambiar por otras distintas el mes entrante.

Incluso, Los Pipiles tienen la  opción de personalizar la pupusa, ofreciendo una tabla de ingredientes de entre los que se pueden elegir 6 proteínas, 12 vegetales y tres tipos de queso para hacer la pupusa a la medida de cualquier gusto.

Igualmente se pueden disfrutar de unas exquisitas entradas como humus de aguacate y garbanzos con pan pita hecho en el restaurante y las bolas de yuca, que es una especialidad de la casa, hechas con puré de yuca, tocino y cebollino, con textura crujiente en el exterior, pero blandas al centro, donde va rellana de queso mozzarella o cheddar, todo bañado en “salsa de aguacate spicy”.

Otros platos que se pueden disfrutar también son la Habana Burguer, emparedada con pan de papa, lechón y acompañada de yuca frita y postres como el original Cheesecake de remolacha, queso crema y leche condensada.

El concepto de Los Pipiles gira en torno a lo artesanal, procurando cocinar en el local más del 90% de los productos que se ofrecen y además, todo se sirve en comales de barro hechos en San Juan de Oriente por artesanos locales.

¡Buen Provecho!