El director del Teatro Nacional Rubén Darío, Ramón Rodríguez, brindó una capacitación a los 62 instructores de orquestas estudiantiles de 22 municipios del país, iniciativa que forma parte del Programa Arte, Cultura y Tradición impulsado por el Ministerio de Educación (Mined).

Rodríguez destacó la importancia de este tipo de encuentros en los que se plantean las estrategias de trabajo para este año y las que estarán fortaleciendo a lo largo del 2018, año en el que se capacitarán a más jóvenes y niños músicos del país.

"La reunión consiste en brindarles herramientas y elementos metodológicos e instrucciones de cómo queremos trabajar este año, superando algunas debilidades presentadas en el 2017 tiempo en el que se logró adquirir mil instrumentos musicales. Este año vamos a establecer mecanismos que, desde el punto de vista musical, nos permita una mejor condición de trabajo para los instructores", afirmó.

El encuentro se desarrolló en el Instituto Elvis Díaz, sitio que a su vez será el Centro de Superación Musical, donde se promoverá la formación de los instructores musicales de los centros educativos, entre ellos los instructores de las bandas rítmicas.

“Tenemos un plan de trabajo que contempla la capacitación de todos los directores de las bandas rítmicas de los colegios, con el fin de que, una vez iniciado el mes de septiembre, estén preparados para las festividades patrias. Queremos perfeccionar la temática de la interpretación, revisar los instrumentos, de tal manera que contemos con una escuela de música, la cual es una iniciativa de nuestro gobierno”, expresó Rodríguez.

“Nuestro Gobierno quiere que brindemos mejores herramientas a nuestros jóvenes y niños músicos para que se perfeccionen y crezcan en el ámbito de la danza, música y teatro, para ello se trabaja con un amplio equipo de instructores. Estamos trabajando en la utilización de instrumentos de viento de cara a la creación de la banda sinfónica más grande de Nicaragua, apostando a que esté conformada por 900 niños de los cuales 300 utilicen instrumentos de viento”, añadió.

La iniciativa del Gobierno se ha extendido por todo el territorio nacional logrando la captación de muchos niños y jóvenes con talento, quienes hoy cuentan con instrumentos musicales y la atención de sus instructores, los que se muestras agradecidos con el respaldo brindado por las autoridades del país.

Manuel Campos, instructor en Estelí, señaló que por primera vez en la historia del país existe un gobierno interesado por la formación integral de las nuevas generaciones, lo cual se vuelve un importante paso para el desarrollo de Nicaragua.

Miramos el brillo en la mirada de cada uno de nuestros estudiantes cuando tienen un instrumento en sus manos y lo ejecutan, sin duda que llevar el arte y la cultura a las zonas remotas del país es una forma de cambiar Nicaragua, porque se están formando nuevos ciudadanos y sin duda que este proyecto marcará la vida de nuestros niños, estamos haciendo patria, construyendo una sociedad inmersa en la cultura”, subrayó.