Un recital de música y canto fue dedicado a la memoria de Claribel Alegría, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, quien falleció este jueves.

El homenaje, se realizó en funeraria Sierras de Paz, donde se velan sus restos, y estuvo marcado por los recuerdos de su genialidad, compartidos tanto por el gremio artístico como por sus familiares y amigos.

Su hijo Erick Flakoll Alegría, dijo recordar Claribel como una gran madre, una poeta dedicada y diligente, pero también como una mujer que deja un legado de emancipación frente al machismo al que se rebeló.

“Entonces ha dejado una obra tras ella que llama mucho a la mujer, a la introspección, a la lucha de los pueblos y a la mitología”, comentó.

El embajador de España en Nicaragua, Rafael Garranzo García, manifestó el aprecio que sentía la madre patria, lugar donde la poetisa vivió por mucho tiempo rodeada de intelectuales y artistas.

“España está muy unida a Claribel porque le gusta la poesía, la buena poesía y yo creo que el mejor reconocimiento de ello fue el Premio Reina Sofía de Poesía que es el Nobel de la poesía en español”, expuso.

Entretanto la poetisa Blanca Castellón comentó sobre su gran pretensión de tener eternamente a Claribel.

 “Fue una mujer tan necesaria en el planeta, pero siempre va a estar con nosotros porque lo importante es que queda una obra tan llena de humanidad, de amor, de paz y de justicia. Ella, a pesar de que generalmente solo hablamos de su parte alegre, porque era una mujer vital y alegre, fue una mujer con un sentido de justicia infinito que tuvo, peleó por las grandes causas de injusticia en el mundo”, comentó.

Este mediodía, la Vicepresidenta de la República de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, lamentó el fallecimiento de Claribel Alegría, al mismo tiempo que destacó que dejó este plano de vida “después de una intensa, fructífera existencia".