Los cuatro científicos de la Universidad Konstonz, Alemania, que se encuentran en Nicaragua para estudiar las especies únicas de mojarras que hay en el país, bajaron este miércoles a la laguna de Tiscapa para avanzar en sus análisis.

Los expertos estuvieron el martes en la laguna de Asososca, donde usaron un dron subacuático para estudiar el comportamiento de estos peces.

La misión, encabezada por el científico Axel Meyer, planea seguir sus investigaciones en otras lagunas cratéricas.

Meyer dijo que no es la primera vez que visita la laguna de Tiscapa. La última vez que lo hizo fue en el 2013.

Señaló que Tiscapa “es interesante porque como todas las mojarras de las lagunas cratéricas, las podemos identificar genéticamente de las otras poblaciones y dadas las condiciones del ambiente que producen estos lagos cratéricos, las mojarras de esta laguna no se pueden reproducir con mojarras de otros lagos”.

Lo que es interesante de esta laguna –siguió diciendo- “son las condiciones ambientales difíciles para los peces que viven por dos razones principales: ustedes pueden oler el azufre y los bajos contenidos de oxígeno de la laguna”.

El especialista alemán explicó que son pocos los peces que pueden tolerar estos niveles de azufre en el agua y los bajos niveles de oxígeno y sin embargo “aquí tenemos guapotes laguneros y las mojarras”.

Comentó que los peces que habitan en Tiscapa morfológicamente son distintos de los “peces que vimos ayer en la laguna de Asososca. Los peces de Tiscapa tienen las branquias muy desarrolladas y así poder capturar la mayor cantidad de oxígeno posible”.

"Nuestro objetivo es obtener la información sobre las adaptaciones genéticas que estos peces han desarrollado para adaptarse a estas condiciones”, recordó el científico.

La misión que encabeza el profesor Meyer está financiada por la Unión Europea y la Asociación de Ciencias de Alemania.

Cuando el profesor presentó el proyecto para su financiamiento le hizo ver al organismo europeo y la asociación de su país que “Nicaragua tiene una situación única en sus lagunas cratéricas, donde hay mojarras que nos dan la posibilidad de estudiar la adaptación al ambiente”.

Melisa Olave, investigadora e integrante de la misión destacó que uno de sus compañeros secuenció el AND que está contenido en la laguna, y así identificó las diferentes especies que viven en el agua, sin necesidad de extraer tejidos de las especies.

Kamilo Lara, presidente del Foro Nacional de Reciclaje (FONARE) quien acompaña a los especialistas destacó la importancia que tiene la investigación.

Dijo que la misma es para “conocer más sobre las especies de mojarras, guapotes que existen en nuestros lagos y lagunas como Tiscapa, pero sobre todo para conocer cómo podemos contribuir para su conservación, evitando la contaminación de estas importante fuentes hídricas de Nicaragua”.

mojarras

mojarras

mojarras

mojarras

mojarras

mojarras

mojarras

mojarras