La LVI sesión de la Comisión de Naciones Unidas sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer comienza este lunes 10 jornadas de discusiones que concluirán el próximo 7 de marzo, víspera del Día Internacional de la Mujer.

La guía fundamental del trabajo de la organización mundial en esa esfera radica en la Plataforma para la Acción, acordada en Beijing en 1995 con el objetivo supremo de lograr la igualdad de género.

Desde el año pasado, toda la actividad hacia ese empeño está a cargo de la agencia ONU-Mujeres, dirigida por la expresidente chilena Michel Bachelet y creada a partir de la unión de cuatro organismos que hasta entonces atendían ese sector de la sociedad.

La cita que empieza hoy en la sede de Naciones Unidas en Nueva York tiene la tarea de evaluar los progresos, compartir experiencias y buenas prácticas, analizar las brechas y los retos y acordar acciones para cumplir con los acuerdos de Beijing.

También dedicará atención especial al papel de las mujeres rurales en el desarrollo sostenible, en la antesala de la Conferencia de Naciones Unidas sobre esa materia (Río+20), a celebrarse en Brasil en junio próximo.

Según datos de la ONU, las féminas del campo representan la cuarta parte de la población mundial y realizan aportes vitales para el bienestar de las familias, las comunidades y las economías de sus respectivos países.

Además constituyen una importante proporción de la mano de obra agrícola, producen la mayoría de los alimentos que se cosechan, especialmente en la agricultura de subsistencia, y llevan a cabo la mayor parte de los trabajos no remunerados.

La agricultura es el medio de vida del 86 por ciento de las mujeres y hombres rurales, y la fuente de empleo para mil 300 millones de pequeños productores y trabajadores que no poseen tierras, de los cuales 43 por ciento son femeninas, según la misma fuente.

Un estudio de ONU-Mujeres advirtió hace poco sobre las disparidades de género en la tenencia de la tierra en todas las regiones.

Al respecto, reveló que solo el cinco por ciento de los servicios de extensión agrícola son ofrecidos a las mujeres agricultoras y que en África subsahariana la proporción de créditos para pequeños agricultores entregados a ellas no llega al 10 por ciento del total.

Las mujeres rurales tienen más dificultad que los hombres para acceder a los servicios públicos, la protección social, el empleo y los mercados, aseguró el informe.

Por otro lado, criticó que solo el tres por ciento de los siete mil 500 millones de dólares proporcionados como asistencia oficial para el progreso rural y el sector agrícola en 2008-2009 fue asignada a programas para la igualdad de género.

La agenda de la nueva sesión de la comisión de la ONU incluye debates sobre la situación de las féminas palestinas y de las mujeres y niños tomados como rehenes en conflictos armados.

Otros puntos se refieren a la erradicación de la mutilación genital femenina, la eliminación de la mortalidad y la morbilidad maternas, el VIH/Sida y las mujeres, y las niñas y los derechos humanos y la violencia contra la mujer.

La comisión está integrada por representantes de 45 países, de ellos Argentina, Colombia, Cuba, El Salvador, Haití, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana y Uruguay por América Latina y el Caribe.