Las familias nicaragüenses y los visitantes del país tendrán garantizada su seguridad con la ejecución del Plan Verano de la Policía Nacional.

Las acciones se desarrollarán entre 25 de marzo y  el primero de abril, específicamente el tiempo correspondiente a la Semana Santa.

La Comisionada Vilma Rosa González, Directora de Relaciones Públicas de la Policía Nacional expuso que con estos planes se está dando continuidad a las acciones para proteger la vida y los bienes de los nicaragüenses.

La institución del orden desplegará el 100% de sus fuerzas, para que los nacionales y extranjeros puedan disfrutar de las celebraciones  religiosas, tradicionales y  recreativas en paz, tranquilidad y seguridad.

González señaló que también se pretende que los trabajadores por cuenta propia realicen sus actividades económicas en los balnearios a nivel nacional administrados por el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR).

Asimismo, detalló que se dará cobertura a los 153 municipios del país en todas las actividades religiosas, los balnearios, destinos turísticos, barrios, mercados, carreteras, parques, puestos de control fronterizo y la seguridad en el campo.

Al respecto dijo que se establecieron coordinaciones con la Iglesia Católica, el Ejército de Nicaragua, Cruz Roja, Ministerio de Gobernación, Ministerio de Salud y Sinapred, para garantizar el éxito del plan.

González explicó que dentro de las acciones policiales el fortalecimiento al centro de emergencias en la línea telefónica 118 de la Policía Nacional, así como la movilización de 13 mil fuerzas policiales.

Prohibiciones

Las prohibiciones dadas a conocer en este periodo, contemplan la no portación de armas de fuego en aéreas publicas, venta y  consumo de bebidas alcohólicas a niños y adolescentes, además de quedar prohibida circulación y estacionamiento de automóviles en las costas.

Recomendaciones

Del mismo modo la Policía Nacional recomendó no conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, respetar los límites de velocidad y señales de tránsito, revisar el estado mecánico de los vehículos, el uso de cinturón de seguridad y casco para conductores y pasajeros de motocicletas y evitar en cualquier caso el exceso de pasajeros, instando a la vez a los peatones a movilizarse con responsabilidad.