Diputados y trabajadores de la Asamblea Nacional rindieron homenaje a las víctimas de la masacre del 22 de Enero de 1967, colocando ofrendas florales en el lugar donde hace 51 años, el dictador Anastasio Somoza Debayle ordenó a la Guardia Nacional atacar a balazos a una manifestación de nicaragüenses que exigía elecciones transparentes.

El diputado Jacinto Suárez relató que ese día de 1967, miles de nicaragüenses marcharon sobre la llamada avenida Roosevelt, hoy paseo General Augusto C. Sandino, para manifestar su repudio a la dictadura, pero Somoza respondió asesinando al pueblo.

Las ofrendas florales se colocaron al pie de vallas que contienen imágenes representativas del pueblo protestando y demandando no más represión.

Suárez recordó que a la marcha asistieron todas las tendencias políticas opositaras al régimen somocista, entre estas el FSLN.

“Los sandinistas que andábamos aquí, como Julián, como David Tejada, fueron los que enfrentaron con armas a la guardia que avanzaba sobre la gente y resultó que después la gente se convenció que era el Frente Sandinista, la única opción de lucha contra el somocismo”, dijo el legislador.

Ese 22 de Enero muchos nicaragüenses murieron víctimas de la dictadura somocista, siendo uno de los más representativos el dirigente sindical Manuel Pérez Aburto.

“Quisiera recordar ese nombre, porque casi no hay nombres que recordar y recordarles de que la opción que representó el FSLN en ese momento revolucionario para el progreso de Nicaragua, es la misma situación que tenemos hoy, somos los sandinistas los que representamos la verdadera opción del gobierno de Nicaragua, del pueblo, este gobierno lo demuestra y la historia lo demuestra”, puntualizó Suárez.