Centenares de familias disfrutaron la noche de este domingo de recitales con la poesía dariana y bailes musicales que el Movimiento Leonel Rugama llevó a cabo frente a la Casa Museo en el Paseo Xolotlán.

El evento se realizó en ocasión del 151 aniversario del natalicio  del Padre del Modernismo, Rubén Darío.

El banderillazo de la actividad lo dio a las 6 de la tarde la marimba de los hermanos Dávila, de Masatepe, y la participación de varios grupos de bailes compuestos por niños y niñas.

Al son de tres marimbas de arco, una guitarra, una guitarrilla, un bajo eléctrico y timbales, los músicos le tendieron una especie de “alfombra musical” a los grupos de bailes 18 de Mayo, Francel Escorcia y otros.
 
El grupo Las Estrellas se llevó las palmas de las familias cuando bailaron el tema musical “Managua mi linda Managua”, una composición del cantautor nacional Otto de la Rocha.

En la actividad varios niños y adolescentes declamaron poemas del panida, convirtiendo el evento en una especie de cátedra abierta para los asistentes, especialmente los que no conocían a fondo la prosa que tuvo el Padre del Modernismo.
 
Heydi Rodríguez, del Movimiento Cultural Leonel Rugama, informó que en la actividad se presentaron diversos actos culturales de los distritos de Managua.
 
Explicó que el acto se llevó a cabo frente a la Casa Museo “porque le estamos demostrando al poeta honor y mérito de todo lo que él hizo cuando nosotros ni siquiera existíamos, pero quedó su legado”.
 
Osmán Hernández dijo que se encontraba muy contento en la celebración donde el gobierno “nos permite gozar en familia y en comunidad perspectivas de esperanzas, amor y futuro y así poder enseñarles a nuestros hijos todo el bagaje cultural de nuestro país”.

Agregó que con estas actividades también se está proyectando la poesía de Rubén Darío y “porqué no decirlo también con esta rondalla de marimbas, creo que es una buena oportunidad que nos da el gobierno de poder disfrutar esto y enseñárselos a nuestros hijos”.
 
Verónica Rodríguez dijo que Rubén Darío es un orgullo para “nosotros los nicaragüenses y el panida también es un gran ejemplo para nuestros niños, porque el Padre del Modernismo desde pequeño empezó a leer y aún muerto nosotros lo recordamos como un patriota”. 

“Así como nosotros estamos celebrando su natalicio, en Chile y París también lo recuerdan”, dijo doña Verónica quien andaba acompañada de su familia.
 
Sonia Novoa de nacionalidad costarricense dijo que conocía poco en su país sobre Darío, pero ahora que por primera vez visita Nicaragua ha comenzado a compenetrarse sobre su importancia.

ruben

ruben

ruben

ruben