Al menos diez personas murieron en el ataque continuado en el hotel Interncontinental de Kabul, según reportes ofrecido este domingo por los servicios de inteligencia afganos (NDS).

Los terroristas talibanes reivindicaron el atentado.

El Ministerio del Interior afgano confirmó las muertes y agregó que otros siete civiles resultaron heridos, incluidos tres miembros de las fuerzas de seguridad.

Hombres armados irrumpieron en el hotel cerca de las 9 p.m. hora local (1:00 a.m. GMT) del sábado y en la mañana del domingo la situación aún no había sido controlada por completo.

Fuertes explosiones y tiroteos se escucharon durante toda la noche por enfrentamientos entre los atacantes y las fuerzas especiales, incluida la Unidad de Respuesta a Crisis, que intentaban terminar el asedio.