Tal declaración la realizaron en el contexto del informe de las orientaciones que dio el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo para elaborar un plan de atención a los centros de alta concentración de población, vulnerables ante riesgos de desastres.

La Ministra Castro señaló que se está dando cumplimiento al mandato realizado por el Presidente de la República, Daniel Ortega y en virtud del cual se reunieron distintas instituciones para buscar cómo hacer prevalecer la vida de los nicaragüenses.

La compañera Castro explicó  que el Ministerio de Salud va realizar en 32 hospitales a nivel nacional un diagnóstico del sistema eléctrico y de la estructura de los hospitales, al tiempo que actualizará, en base a ese diagnostico, los planes de emergencia sanitaria en todos estos centros sanatorios.

Destacó la funcionaria del gobierno sandinista que por medio del Cuerpo de Bomberos serán capacitados como monitores 64 compañeros de mantenimiento y administradores de cada uno de los hospitales, los que a su vez van a replicar el esfuerzo al  personal encargado de la prevención.

La Ministra Castro aseguró que en realidad se actualizarán los planes de 32 brigadas contra incendios que ya existen en los hospitales y también serán apoyadas brigadas ante sismos y otros fenómenos naturales que pueden ocurrir y afectar a los hospitales del país, tanto públicos como privados.

Planes contingentes para 400 centros escolares

Entre tanto Marlon Siu, viceministro de educación, afirmó que esa institución estará trabajando en los meses de marzo y abril en 42 centros., conformando brigadas en cada centro de estudios para responder ante cualquier eventualidad.

De ahí, dijo Siu, se desprende un grupo de acciones para realizar los trabajos que sean necesarios en algunas instalaciones  eléctricas, enmarcados dentro del plan de dignificación de instituciones escolares.

Añadió el viceministro que la respuesta de la organización, en este caso del personal docente de las escuelas y de los estudiantes, es vital por lo tanto se estará adecuando todo el currículo vinculado a la atención de desastres para que por lo menos haya semanalmente dos horas de clases,  impartiendo contenidos que tienen que ver con la prevención.

“En una segunda etapa después de concluir los trabajos en los primeros 42 centros de estudios, vamos a ir hacia 400 centros de estudios que es donde tenemos concentrados una matrícula de más de 500 estudiantes”, manifestó el viceministro.

Recordó que todas estas acciones es en cumplimiento a orientaciones del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, que es preparar a la comunidad educativa frente a cualquier eventualidad y minimizar cualquier tipo de riesgo que tengamos enfrente.