Gabriel Cuadra Hollman no conoce de límites, su vida es de constante retos y hasta el día de hoy, los ha superado cada uno de ellos. Su madre, Erika Hollman, asegura que Gabriel es testimonio vivo de un milagro, nació con serias complicaciones respiratorias, los médicos lucharon por casi una hora para estabilizarlo hasta devolverle la vida.

Esas complicaciones al nacer le causaron una parálisis cerebral que requirió muchos años de fisioterapia, toda su niñez luchó para derribar cada obstáculo, comenzó a caminar hasta los tres años. Recuerda haber sufrido alguna vez la burla de otros niños, pero “yo lo hacía broma, trataba de no ponerle mente porque siempre estaba enfocado en mis metas, pero sí me afectaba mucho”, afirma sin inhibiciones.

Hoy con 25 años, Gabriel Cuadra Holman es un reconocido atleta, con muchas medallas ganadas en eventos internacionales. Su vida son las pistas de atletismo, en ese lugar se siente como “pez en el agua” nadie lo para.

Lo encontramos en sus prácticas con los atletas convencionales, porque se prepara para participar en los II Juegos Paracentroamericanos Managua 2018. Siempre está sonriendo, en estos días lo hace mucho más, porque está ansioso por enfundarse su traje de corredor y saltar a la pista. Es la primera vez que Gabriel competirá en un evento internacional oficial en Nicaragua.

Desde niño, para superar sus deficiencias motoras, a Gabriel lo llevaron a natación, a practicar futbol y otros deportes, pero es en el atletismo donde encontró la terapia que le permitió sobrellevar sus “limitantes”.

El deporte la mejor terapia

El deporte lo ha sido todo, ha sido parte fundamental en mi vida, ha sido mi principal terapia para sobrellevar mi discapacidad, desde los tres meses estoy metido en la piscina, después incursioné en otros deportes como el fútbol y el atletismo. Toda mi vida he hecho deportes, excepto los primeros tres meses”, confiesa.

Además del deporte, este joven se graduó como diseñador gráfico, labora en una empresa de artes gráficas, puede conducir su propio vehículo, a pesar de su discapacidad tiene una vida totalmente normal y muy productiva.

Creo que no solo soy un triunfador en las pistas, sino que hoy por hoy, yo me levanto temprano, me voy a trabajar y puedo valerme por mi mismo”, dice Gabriel que con solo 19 años en el 2012 rompió el récord continental en los 800 metros en los Paralímpicos de Londres 2012.

En esa ocasión, participó en las carreras de 200, 400 y 800 metros planos. Esta vez toda Nicaragua le dará seguimiento, pues Gabriel es un verdadero símbolo del esfuerzo, de la entrega y sobre todo de la perseverancia por la vida.

Yo solamente quiero en cada competencia superarme a mí mismo, no busco las medallas, solo quiero demostrar que para mí no hay obstáculos. Quiero decirles a las personas que no se rindan, que siempre sigan adelante, que la lucha continua y que siempre hay que levantarse con ganas de mejorar lo que hicimos ayer”, añadió.

Estos Juegos Paracentroamericanos para Gabriel son muy especiales, correrá ante su pueblo, pero también orgulloso porque el logo de este evento, fue diseñado por él y por el equipo de la empresa Tacti Center.

Desde siempre este deportista se prepara con atletas de la Selección Nacional convencional, pues para él su discapacidad no existe, más que en la mente de quienes piensan que no puede superar cada obstáculo que se encuentra en su vida.

Gabriel reconoce que cada uno de sus triunfos en las pistas y en la vida, su familia juega un rol fundamental, son los primeros que lo alientan y le ayudan a levantarse, para caminar y correr por sus metas.

De mi familia siempre he tenido el apoyo incondicional en todas las etapas de mi vida, han sido fundamental para mi recuperación, siempre me apoyan, me dicen que mire siempre para adelante, que siga con lo mío, siempre me han están apoyando”.

Se levanta a las cinco de la mañana todos los días, hace una hora de ejercicios, luego desayuna, se dirige a su trabajo y por las tardes, a partir de las 4 se pone su zapatillas de entrenar, su calzoneta y camisola y comienza a correr.

Ha sido una persona perseverante

Estoy emocionado por competir por primera vez a nivel internacional en un evento que sea en Nicaragua, me siento emocionado porque voy a correr con todos los centroamericanos en la pista donde yo me inicié en el atletismo y que ha sido importante para mí”, señala.

Ahora que los deportistas con discapacidad van a competir en instalaciones modernas y nuevas, eso motiva más a los atletas como Gabriel, que considera que Nicaragua ha dado un salto de calidad en infraestructura deportiva.

“Es importante siempre apoyar el deporte y este gobierno lo ha hecho muy bien. En los juegos centroamericanos lo demostró con infraestructura nueva y algunos estadios como el caso de atletismo con una pista nueva, todos los estadios están bellísimos”, afirmó.

Sergio Pupo, entrenador de atletismo que ha estado con Gabriel en los últimos 8 años, lo califica como atleta perseverante, que nunca se ha detenido.

Él es disciplinado, muy activo. Desde que lo conozco ha sido así, no baja sus esquemas de perseguir sus proyectos, sus objetivos. De los seleccionados con discapacidad es el único que entrena con los atletas convencionales, es un chavalo talentoso y ejemplo para otros”, dice Pupo.

Recuerda que Gabriel llegó a entrenar por su hermana, sus movimientos corporales estaban muy acentuados por su parálisis cerebral y mucha dificultad para expresarse oralmente. Pero el atletismo le ayudó grandemente.

Comenzó a entrenar y lo aceptamos como uno más del grupo, al final fue corrigiendo la coordinación, mejoró su coordinación neuromuscular y se hizo un atleta de nivel mundial. El deporte ha sido su mayor terapia. Hay dos factores que le han ayudado en su vida, primero su madre y en segundo lugar el deporte. Al final yo logre aprender más de él, que él de mi, aprendí que en él no hay discapacidad”, cuenta.

Aunque no es mucho de salir por las noches, Gabriel gusta de estar con sus amigos, gusta del vigorón, del chancho con yuca, del vaho, la pizza y quesillo, aunque no lo come muy seguido por su estricto régimen alimenticio. Además de diseñador gráfico, sabe hablar inglés y brinda charlas motivacionales a jóvenes.

Cuadra ha participado en diversos eventos internacionales, entre ellos los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara, México, en el año 2011, y las Paraolimpiadas de Río 2016.