Más de 50 carretas peregrinas originarias de las comunidades de Diriamba ingresaron al centro de la ciudad, hasta la enramada del mayordomo de las fiestas patronales, cargadas de productos básicos.

Esta es una tradición de generaciones, en la cual los devotos llevan lo mejor que han recogido a lo largo del año para ser entregado al santo Patrono San Sebastián, en sus festividades.

Las ofrendas consisten en leña, arroz, frijoles, plátanos, gallinas, entre otros productos.

Para este viernes 19 está programado el tradicional Tope de Santos entre San Marcos, Santiago y el homenajeado San Sebastián, en la Iglesia de Dolores, en Carazo.