Los Tigres de Chinandega tenían prácticamente  en la bolsa su tercera victoria consecutiva de la final de la Liga Profesional de Beisbol Nicaragüense, cuando en el noveno episodio los Gigantes de Rivas lograron una hazaña digna de recordarse al empatar un partido que estaban perdiendo 4-2 y extenderlo hasta dar la estocada final en el inning número 13 al imponerse 5-4.

La carrera de la victoria fue producto de un wild pitch de José David Rugama que permitió a Dennis Phipps la carrera con la que los Gigantes dejaron tendidos al Chinandega, sin embargo, la chispa la prendió un hit de Moisés Flores en el noveno frente al cerrador más confiable de la profesional, Wilber Bucardo. Seguidamente Frías y Campbell conectarían hit empujadores de dos carreras e igualarían el partido 4-4.

Ya en el episodio 13, Phipss negoció la base por bola y Flores volvió a aparecer pegando doblete que movió a Phipss hasta la tercera almohadilla. Finalmente llegaría el wild pitch de Rugama con el que los Tigres quedarían tendidos.

El lanzador ganador fue Manauris Báez, quien entró como relevista en el episodio 10 y lanzó 3.1 entradas perfectas, mientras que el perdedor fue Junior Téllez.

Los Gigantes con esta victoria resucitaron y este jueves en Chinandega, con el lanzador José Rosario, tratarán de igualar la serie y continuar en la pelea por el título. Los Tigres no anunciaron abridor, pero podría ser el refuerzo boerista Fidencio Flores.

En la temporada 2016-2017 igual que este año, Rivas había ganado el tercer encuentro de la serie final, pero luego fueron derrotados en el cuarto y quinto.

Foto: Archivo