El papa Francisco presidió este martes la Misa por la Paz y la Justicia en el parque O' Higgins, primera homilía en Chile, tras un encuentro con las autoridades de la nación suramericana. 

En la misa, el pontífice instó al pueblo chileno a crear un espacio para la reflexión y la reconciliación en la sociedad de esa nación.

"Que el espíritu de la reconciliación gane espacio entre nosotros", sostuvo el papa Francisco.

Una vez leyó las primeras palabra del evangelio, el máximo representante de la Iglesia Católica llamó al pueblo chileno a trabajar juntos por un nuevo Chile, al tiempo que indicó que serían "bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios"

El vicario de Cristo llamó a construir la paz y estimular la creatividad como una forma de gestar buenas relaciones con el prójimo y ver en él un igual, un hijo de la misma tierra.

Desde el Cerro San Cristóbal, en Santiago, el sumo pontífice pidió a Virgen de la Inmaculada: “Cuidad y acompañar a los chilenos”. 

Tras la breve intervención del cardenal Ricardo Ezzati, que agradeció la visita papal,  el santo padre bendijo a los presentes y finalizó la homilía de este martes en la capital chilena. 

Una vez concluida la misa, el papa acudió a presentarse en el Centro Penitenciario Femenino, primera visita a una cárcel de mujeres, y luego se reunirá con los obispos chilenos en la Catedral.