El pueblo católico del Municipio de Siuna celebró a su santo patrono el Señor de Esquipulas, tradición religiosa que alcanza su primer centenario y en la que han sido múltiples las manifestaciones de fe popular.

La festividad inició con la entrega de la tajona al mayordomo de las fiestas, Otilio Duarte, alcalde de los siuneños, quien al igual que el pueblo, reafirma su fe y devoción al Señor de Esquipulas, siendo una tradición inculcada desde su infancia por sus padres y abuelos.

“Ser mayordomo representa un compromiso más con Dios y con el pueblo para seguir avanzando en paz, prosperidad para todos los siuneños e ir construyendo un mundo mejor y seguir transformando a Siuna en unidad. Hoy celebramos cien años de estar profesando nuestra devoción al Señor de Esquipulas, fiesta en la que se muestra un gran desborde y hoy celebramos los éxitos alcanzados como el nombramiento de nuestro Obispo y la ordenación de un nuevo sacerdote”, refirió.

esquipulas

“Siuna y Nicaragua entera son bendecidos por Dios, con tantas riquezas, las virtudes y los programas que va alcanzando Nicaragua en la Costa Caribe, la carretera, la energía, son bendiciones de Dios y por eso le agradecemos al Señor de Esquipulas en el día de su centenario”, añadió.

Miles de siuneños y devotos del Señor de Esquipulas de otras partes del país se tomaron las calles del municipio durante la peregrinación de la imagen, que salió de la iglesia de Fátima hasta su Santuario en la Catedral que lleva su nombre, recorriendo alrededor de cinco kilómetros. Muchos pagan sus promesas caminando descalzos, con los ojos vendados e ingresando de rodillas al altar mayor de la imagen en su templo central.

Virginia Montano, originaria de Managua, viaja hacia el Caribe Norte para agradecer a su santo patrono un milagro de sanidad concedido, por el cual carga a la imagen en sus hombros y hace el recorrido con los pies descalzos.

“Son quince años los que tengo de honrar al Señor de Esquipulas, desde Managua vengo a saldar mi deuda, yo le pedí que me sanara de un espolón en mi pie derecho pues los médicos decían que me iban a operar y yo con mi dolor vine a hacer mi pacto de fe y obtuve el milagro y desde esa fecha no he vuelto a tener dolor, el Señor de Esquipulas me sanó por completo”, expresó.

esquipulas

Otra de las promesantes es Solieth Castro, junto a su hija participa de la peregrinación con los ojos vendados, asegurando que de esa manera están cumpliendo con lo ofrecido a su patrono, quien le permitió traer al mundo a su única hija sin complicación alguna.

“Tengo 18 años de tradición, misma que inició cuando le pedí que mi hija naciera sin ningún problema, el Señor de Esquipulas es muy milagroso, somos muchos los siuneños que creemos en él y por eso cada año somos más los que le pedimos milagros y somos escuchados”, refirió.

Una vez finalizada la procesión, la cual duró alrededor de cuatro horas, la imagen ingresó a su santuario en medio del estallido de la pólvora y el canto de los feligreses, acto que llenó de solemnidad la celebración en la que muchos demostraron ese fervor tan arraigado en sus corazones.

esquipulas

El padre Carlos Zúniga, Párroco de la Catedral Señor de Esquipulas, manifestó que este año la celebración está colmada de bendiciones, asimismo, felicitó al pueblo por participar de la celebración con mucho respeto y amor.

“Hoy celebramos 100 años de amor, devoción y milagros del Señor de Esquipulas para con su pueblo, tradición que inició con una migrante pero que con el paso de los años la hicimos nuestra. Hoy celebramos la elevación a la Diócesis y que su Santidad quiso elevar el templo parroquial a la categoría de Catedral. Estamos agradecidos, bendecidos y favorecidos por el Señor y el pueblo ha demostrado su fe y este año con un sabor especial por tantas bendiciones”, expresó.

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas

esquipulas