Con la solemne procesión de Cristo Rey, la comunidad católica de Carazo celebró este domingo el Bautismo del Señor y a Jesús Sacramentado.

Esta procesión recorrió las principales calles de Jinotepe, saliendo de la parroquia de San Antonio de Padua y culminando con una misa campal en la iglesia Santiago Apóstol, oficiada por el Cardenal Leopoldo Brenes.

El Cardenal Brenes aseguró que esta celebración religiosa es una forma de acercar a las familias católicas de Carazo a la Solemnidad de Jesús Sacramentado que se realizó el primero de enero, fiestas que concluirán con una peregrinación en la ciudad de Masaya.

En su mensaje llamó a las familias a unirse en la Fe, en Cristo, a trabajar para fortalecer los valores y mantener la comunicación, al mismo tiempo ponerse a los pies de Jesús Sacramentado para que en Nicaragua siga reinando la paz.