Diriamba, la cuna del Güegüense y del fútbol nacional, celebra las Fiestas Patronales más importantes y de mayores manifestaciones culturales de toda Nicaragua en honor a San Sebastián Mártir, su Santo Patrono.

Según la historia, en la Zanja de Ámbar, ubicada en las costas del Océano Pacífico en el Balneario de Huehuete, hace aproximadamente 400 años. aparecieron las imágenes de Santiago y San Sebastián; fueron encontradas por salineros del lugar, había inscripciones en los baúles que la traían. San Sebastián estaba destinado a ser el patrono de Jinotepe y Santiago el patrón de Diriamba.

De acuerdo a la leyenda, las imágenes fueron llevadas a sus destinos correspondientes pero al siguiente día las imágenes aparecían una en el lugar de la otra, Santiago en Jinotepe y San Sebastián en Diriamba.

El Sacerdote de la época, que atendía las Iglesias de Carazo se impactó al ver tal hecho, las imágenes fueron devueltas al lugar de origen y el hecho ocurrió de nuevo, por lo que el Cura Párroco llegó a la suposición de que era la voluntad de los Santos patronos quedarse donde por sí solos aparecían.

Para conmemorar ese hecho propusieron un encuentro el día la fiesta de cada Santo, es así como nace el Tope de los Santos, que se es una tradición hasta nuestros días. Y así fue cómo la imagen de Santiago permaneció en Jinotepe y San Sebastián en Diriamba.

Los topes de los Santos

El 19 de enero de todos los años se celebra un Tope de las Fiestas de San Sebastián y otro el 24 de julio en las Fiestas de Santiago. El tope, tiempo antes, era celebrado en un punto entre la Villa de Dolores y la ciudad de Diriamba, este lugar era conocido como «Cuastoma», ese lugar, que aún existe, está ubicado por el actual Rancho San Sebastián.

De acuerdo a información brindada por el Real Cabildo de San Sebastián, con el tiempo, el Tope se comienza a realizar frente a la Iglesia de Dolores, el sacerdote de esa localidad pide que el Tope sea en donde hoy en día se celebra, cada19 de enero y 24 de julio.

Las Procesiones

Los miembros del Cabildo, entre hombres adultos y jóvenes, encargados de custodiar la venerada imagen, explican que las procesiones "son la celebración de la solemnidad del Santo Patrono para con su pueblo, es decir, la consagración de un pueblo hacia un Santo, el cual es el intermediario entre el pueblo y nuestro señor Jesucristo".

La procesión principal se realiza el 20 de enero, el propio día de San Sebastián, también se realiza "La Octava", ocho días después del 20, recorriendo otros sectores de la ciudad.

San Sebastián Patrono de los Atletas

San Sebastián es Patrono también de los atletas, de los ejércitos y es el protector de epidemias y aires contagiosos.

Los Bailes de Diriamba

Las Fiestas de Diriamba se distinguen por su colorido y las manifestaciones culturales que son únicas en Nicaragua, las cuales atraen a turistas nacionales y extranjeros.

Los priostes del Real Cabildo de San Sebastián proporcionaron información sobre la historia y el significado de cada baile, entre los que destacan: El Toro Huaco, El Güegüense o Macho Ratón, El Gigante, Las Inditas del Huacal, Baile de Húngaras y el Baile del Viejo y la Vieja.

El Toro Huaco

Mucho antes de que nos conquistaran los españoles, existían danzas que eran ofrendadas a los dioses de aquella época. Ejemplo vivo es la danza del Toro Huaco o la danza de Quetzaltcoalth (la serpiente emplumada), cuyo atuendo ha cambiado desde esos días.

Se distingue por ser la única danza de ese estilo en Nicaragua, utilizan sombreros o penachos adornados con plumas de pavo real; su mística tiene como objetivo aplacar el cacaste (osamenta) de una vaca que ha cobrado vida, el cual los huacos dirigidos por un mandador (líder), van detrás del espectro para aplacarlo.

Un dato curioso es que los huacos eran algo así como la Guardia Real del Cacique Diriangén. Cuando este muere, ocurre algo que es muy importante. Con la llegada de San Sebastián, imagen tallada en madera y flechado a un tronco, los huacos lo asemejan a su Cacique y en ese instante se vuelven la Guardia Real de San Sebastián.

El Güegüense o Macho Ratón

Es una obra satírica, teatral. Es la primera obra de teatro en Nicaragua y posee el puesto de la primera en toda América.

Es una burla hacia los conquistadores, en la cual, El Güegüense, como personaje principal de la obra, se ríe de la Corona española. Este baile cuenta con parlamentos en náhuatl. Como dato curioso, este baile, dado a que era una burla para la Corona española, hace mucho tiempo sus intérpretes tenían prohibido por la Iglesia entrar al templo. Ellos esperaban en las afueras a que saliera el Santo, y en el recorrido de las procesiones, ellos se ubicaban detrás del Santo y no adelante como los demás bailes.

Aunque el autor del Güegüense se desconoce, algunos atribuyen su origen en Masaya y que luego fue adoptado por Diriamba. Según algunos autores la tradición se perdió en Masaya y sólo se preservó en Diriamba, cuya salvaguarda proclamada como la Cuna del Güegüense, es nombrada como obra intangible y material de la humanidad el 5 de noviembre del 2005 por la UNESCO.

El Gigante

Este baile está relacionado en un pasaje de la Biblia, como es la derrota del gigante Goliath por el pastor David. Es una danza con parlamentos propios de Diriamba En estos últimos años se ha luchado por preservarla, puesto que se está perdiendo el interés por la opción de saldar las promesas con este baile.

Es la Iglesia la que nombra a los Mayordomos de Baile (ellos son los responsables de la logística de todos los bailantes durante un año).

Estas tres danzas y obras teatrales son las más fuertes de la Ciudad en el marco de las celebraciones de San Sebastián.

Luego siguen las Inditas del Huacal, las Húngaras, el Baile de Negras o Aparecidos.

La música de estos bailes es con marimbas, así como el son de la pareja satírica de El Viejo y la Vieja.

La Gastronomía

Los priostes del Cabildo Real de San Sebastián, explican que la gastronomía en estas fiestas es específica de acuerdo al día de las celebraciones.

El 17 de enero se reparte cajeta negra, rosquillas, ponlo y chicha de jengibre; el 18 se distribuyen nacatamales, pan y café; el19, gallina preparada con verduras (pollo tapado) y por la tarde buñuelos y el 20 de enero, día de San Sebastián, se reparte el tradicional picadillo, plato típico, propio de Diriamba.

Esta comida la distribuye el Mayordomo en su enramada a toda la población. Este roll (del 17 al 20 de enero) son los días principales que le corresponden al Mayordomo, el cual es repetido en la segunda parte de las fiestas (Octava,) cuya anfitriona es la Patrona, los días 24, 25, 26, 27.