David Ige, gobernador de Hawái, ha explicado a la CNN que la falsa alarma de misil balístico enviada esta mañana a los residentes locales se debió a un error humano.

De acuerdo con el dirigente, alguien "presionó el botón equivocado" durante un cambio de turno de los empleados, enviando de esa manera la alerta falsa sobre un misil balístico entrante.

La mañana de este sábado, los residentes de Hawái recibieron una advertencia sobre un "misil balístico entrante" en sus celulares. La alarma, confirmada posteriormente pos las autoridades como falsa, causó pánico tanto en Hawái como en las redes sociales.

Algunos de los residentes de la isla no se demoraron en cumplir la 'orden' de las autoridades de buscar un refugio inmediato, mientras que las líneas telefónicas de emergencia se vieron congestionadas con llamadas.