“Debemos de aprovechar esto para unirnos todos los nicaragüenses, en un esfuerzo por mejorar nuestra caficultura”, fueron parte de las reflexiones hechas por el Ministro Agropecuario y Forestal, compañero Ariel Bucardo en el programa En Vivo de Canal 4, donde patentizó que el Gobierno Sandinista acompañará los esfuerzos que haga el sector para impulsar una renovación del café, lo cual no ha sido posible en los pasados años.

En el actual ciclo cafetalero, un porcentaje importante de plantíos se han visto afectado por esta enfermedad, lo que a juicios de especialistas, se debe al manejo que han hecho los productores y a las efectos del cambio climático en el área centroamericana.

Considera que este problema podría estar afectando un 20 por ciento del total de las áreas sembradas de café en los principales departamentos productores.

“Nosotros creemos que hay un poco más del 20 por ciento de las plantaciones de Nicaragua están con roya, o sea se nos ha ido mucho más del doble de lo que normalmente se permite y eso indiscutiblemente nos afecta”, dijo Bucardo al patentizar que en años anteriores se han dado daños por roya, pero no pasan del 8 por ciento.

Bucardo patentizó que desde el Gobierno Sandinista se dará apoyo al sector cafetalero a fin que impulse un Plan de Renovación del Cafeto, pues al realizarse un monitoreo, se ha comprobado que en las áreas donde existe mayor afectación, son aquellas donde no se ha hecho un cuido adecuado de la planta.

“Cuando uno va los plantíos, a los municipios vemos que las áreas en donde tiene mayor afectación de la Roya, son esos plantíos viejos y eso ya lo habíamos venido detectando desde antes (…) (y esto se debe) aprovechar y convertir esta oportunidad para un esfuerzo conjunto del país, para renovar ese café y aquí un llamado a lo que llamamos al sector privado financiero porque la banca debe acompañarnos en un esfuerzo en mejorar nuestros cafetales, en mejorar nuestra ganadería y nuestra producción de granos”, citó.

Recomendó que el financiamiento para el sector cafetalero y otros rubros deba ser de mediano y largo plazo para impulsar ese mejoramiento de la planta.

“Debemos de trabajar en un mejor manejo del café, porque no tenemos muchas pruebas que alguien que le da buen manejo del café no tiene problemas de roya, el que no tiene ese buen manejo del café es más propenso a que este infectado”.

En Nicaragua se registró las primeras afectaciones de roya en el año 1976, pero en muchas ocasiones ha estado presente pero a niveles muy bajos, dado el trabajo de cuido que hicieron los mismos productores, pero en los últimos años no ha ocurrido esto, provocando hoy día una fuerte afectación.

Concluyó diciendo que en las mesas de dialogo con productores, sector privado, trabajadores y gobierno, se está tocando estos temas, lo que posibilita encontrar soluciones en consenso que permitan tener las menores afectaciones a nuestra economía.